Enviar
Poca producción nacional generaría futuras alzas en este grano
Arroz continuaría subiendo pese a bajas internacionales

*Precio al consumidor cuesta cerca de un 57% más que el año pasado

Natasha Cambronero
[email protected]

Pese al descenso en el precio del arroz a nivel internacional, para poder comer la misma cantidad que el año pasado los costarricenses tienen que desembolsar un 57% más, lo que podría aumentar en los próximos meses.
Esto debido a la poca producción nacional y la necesidad que tuvo el país de importar este grano hace unos meses a precios muy altos, ya que para este año se han comprado cerca de 125 mil toneladas.
En Costa Rica la tendencia alcista se evidencia en los $0,42 más que se tienen que pagar por cada kilo, en comparación con lo que costaba en 2007.
La situación podría empeorar pese a las bajas en los mercados internacionales, ya que en el país rondan la especulación e incertidumbre sobre lo que podría pasar en mercados como el de Estados Unidos, donde las condiciones climáticas que se están viviendo podrían afectar los actuales cultivos y ello encarecería las 136 mil toneladas de arroz que se le comprarán a esta nación.
“Los precios comienzan a bajar, pero no en la magnitud en que subieron, por ello en el país los precios continúan en alza”, dijo Eduardo Sibaja, viceministro de Economía, Industria y Comercio.
El precio internacional de este producto llegó a ser en mayo de $540 la tonelada, aumentando su valor en un 41%, pues en enero costaba cerca de $315.
No obstante, desde entonces su valor ha venido cayendo y ahora cuesta cerca de $421, baja que representa una reducción de un 22% en el mercado estadounidense.
Pese a ello en el país sigue subiendo y actualmente cuesta $521 (la tonelada), tendencia que no se presenta en los mercados internacionales donde está descendiendo, según lo demuestran datos del Consejo Nacional de la Producción (CNP).
“Antes era más barato comprar en el exterior que en el país, y actualmente es más barato producir nuestro propio arroz; sin embargo, en los años 90 los agricultores se desmotivaron de cultivar este grano y ahora nos esta saliendo más caro, porque cayeron los cultivos”, agrego Sibaja.
Por citar un ejemplo, solo la compra de 34 mil toneladas que se realizó el mes pasado a Estados Unidos generó un desembolso de casi ¢1.000 millones más de lo que costaría si no hubiera sido importado.
Dicha cantidad tuvo que ser comprada, debido a que en el país solo había reserva para 22 días y se debe tener por lo menos para dos meses, explicó Carlos González, presidente de la Corporación Arrocera Nacional (Conarroz).
Ante esto, en los próximos meses podría haber un aumento debido a la necesidad que existe actualmente de comprar cuatro barcos en los meses venideros.
“Los precios se pueden disparar a causa del temporal que se vive en Arkansas, principal productor de arroz de Estados Unidos, por lo que no sabemos en cuánto van a estar los precios el próximo mes cuando publiquemos el cartel de la compra. Pese a que bajen los precios en el mundo, aquí continuarán igual o serían mayores”, afirmó González.
De igual forma, aunque los precios internacionales bajen, los costos de importación harían que estos sean mayores a los del mercado nacional, pues al final la tonelada llegaría a tener un valor de unos $630, más de de $110 de lo que costaría si fuera arroz nacional.
Ver comentarios