Enviar
Conclusión de obras quedó para setiembre
Arreglo en vía a San Francisco de nunca acabar
• Cambios al contrato, necesidad de más dinero y disputa con vecina han atrasado plan por un año

Danny Canales
[email protected]et

Los trabajos para pasar de dos a cuatro carriles la radial que va de Zapote a La Colina, Curridabat, parecen de nunca acabar.
Ahora el Gobierno está pidiendo más tiempo a los conductores y calma a las personas que viven al margen de la vía porque las obras se extenderán, con suerte, hasta setiembre.
La nueva prórroga que tendrá el proyecto se debe a que se plantearon cambios al diseño para mejorar el sistema pluvial, pues en el camino se dieron cuenta de que los estudios realizados se habían quedado cortos.
Esa es una larga cadena de problemas que se han presentado a lo largo de ese proyecto y que impidieron que se concluyera en mayo de 2008, como se había prometido originalmente.
Los cambios al diseño trajeron consigo otro problema que fue que se debió tomar dinero de otros ítemes para financiar las nuevas obras, que luego debían reponerse.
Fue entonces cuando se le pidió una ampliación del monto a la Contraloría y mientras se aprobaba se detuvo la construcción. Hasta ahora el costo del proyecto ha aumentado en ¢450 millones.
Antes había afectado la lentitud en que las instituciones de servicios públicos habían asumido la tarea de reinstalación de las tuberías, cableado y alcantarillas.
Por último, los reclamos de una vecina que vivía debajo de un puente en la ruta en construcción y la inclemencia del tiempo también incidieron en que se aplazaran los trabajos.
Todo eso ha impedido que los usuarios de la vía disfruten de la carretera a cuatro carriles construida en concreto y con aceras y sistema de alcantarillado que según el contrato debió estar lista hace un año.
Pese al gran atraso que tiene al borde de la locura a los usuarios y los vecinos de la ruta y el gasto adicional en que se incurrió, las autoridades no descartan que no se presenten sanciones, pues no se ha imputado hasta el momento responsabilidad por parte de la empresa constructora.
El Gobierno promete que el vía crucis que padece esta obra no volverá a repetirse en los proyectos a futuro; por ejemplo, en el de ampliación de la ruta entre la Librería Universal y las instalaciones del Ministerio de Agricultura, en Sabana Sur, no se dio la orden de inicio hasta tanto no se hubieran removido los postes, cables y cañerías.
Ver comentarios