Enviar
Hacienda les ha girado el 70% del presupuesto, pero conductores no ven mejoría en caminos
Arreglo de vías cantonales a paso lento

• Exceso de trámites burocráticos convierte el mantenimiento de carreteras en un trabajo lerdo

Danny Canales
[email protected]

El mal estado que presentan las carreteras cantonales demuestra que el problema no era un asunto de falta de dinero, como se decía.
Los huecos persisten en las calles de una buena cantidad de comunidades, a pesar de que este año es cuando se ha girado más dinero para repararlas.
Al final los perjudicados son los conductores, ya que además de pagar los impuestos para el mantenimiento de las calles, deben gastar en la reparación de sus vehículos.
Por primera vez desde que se crearon los impuestos para mejorar las carreteras rurales, este año el Ministerio de Hacienda ha girado todos los recursos percibidos para ese fin.
Al 31 de julio, Hacienda había entregado a los 81 gobiernos locales ¢13,4 mil millones de los tributos que se cobran a los combustibles y por el derecho de circulación de vehículos.
Ese monto representa el 68,5% de los dineros recaudados para mejorar la condición de las rutas, reportó Maribel Sequeira, directora de Gestión Municipal del Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM).
Tradicionalmente Hacienda giraba a las carreteras apenas el 45% de los fondos que se percibía del cobro de los tributos recaudados, pero la Sala Constitucional ordenó a la Tesorería destinar todo el fondo vial a la función para la que fue constituido.
No obstante que este año las municipalidades han contado con más recursos para tapar los huecos, los vecinos no perciben que la condición de las vías haya mejorado.
Conductores consultados perciben que el año pasado se realizaron más obras de mantenimiento de la red de vías cantonales que este año.
La apreciación de los entrevistados no está errada ya que, pese a que no fue posible conocer el monto que han ejecutado los municipios este año —no facilitaron la información al IFAM, ni al Ministerio de Obras Públicas, ni a la Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL)— sí se supo que el proceso de contratación de los trabajos es tan lento que se prorrogó para después de abril el inicio de los trabajos de mantenimiento vial.
Es decir que el arranque de las obras se dará en las vísperas de la entrada del invierno, lo que dificulta las labores ya que si el asfalto se humedece ofrece una menor calidad.
“A eso hay que sumarle que muchos concursos se declaran desiertos ya que las empresas no se interesan en participar por la baja cuantía, y que los casos que se llegan a adjudicar son apelados por las constructoras que pierden, lo que atrasa los procesos”, comentó Benedicto Solís de la UNGL.
Otro problema que presentan algunos ayuntamientos es que carecen de experiencia o personal capacitado para llevar a cabo los trámites.
Precisamente las instituciones relacionadas con la gestión municipal estudian las alternativas existentes a fin de especializar a las municipalidades con el objetivo de que puedan agilizar los procesos de contratación.

Ver comentarios