Arquitectura tropical penetra en mercado de la construcción
Pietro y Bruno Stagno representan dos generaciones de arquitectos que trabajan en lograr una mayor penetración de la construcción sostenible en el país, que sea accesible a todo el público. Sian Rodríguez/LA REPÚBLICA
Enviar

Arquitectura tropical penetra en mercado de la construcción

Encuentro que se realiza hoy y mañana impulsará el concepto, que permite un ahorro y ayuda al ambiente

La arquitectura tropical penetra con fuerza el mercado de la construcción y, más allá de ser una moda, destaca como una de las soluciones a los problemas ambientales que enfrenta el planeta, al tiempo que permite ahorrar recursos en electricidad y el agua.
Con el fin de reforzar este mensaje, se realiza hoy y mañana el quinto Encuentro de Arquitectura Tropical en el Museo de Arte Contemporáneo, el cual reunirá a profesionales centroamericanos y un invitado internacional de Singapur.

201411132340110.codd.jpg
La conferencia está dirigida a especialistas en construcción sostenible, estudiantes, interesados en el tema ambiental e inversionistas. No obstante, la entrada se encuentra abierta al público en general y es gratuita.
La actividad denominada “Pura Arquitectura” es realizada por el Instituto de Arquitectura Tropical de Costa Rica, que celebra dos décadas de ser pionero en el ámbito a nivel nacional.
“Las nuevas generaciones y la academia se encuentran más conscientes de la importancia de la arquitectura sostenible en el trópico”, comentó Bruno Stagno, arquitecto y director del instituto.
La Norma de Requisitos para Edificaciones Sostenibles en el Trópico (Reset) fue creada por el Instituto de Arquitectura Tropical, que la donó al Colegio de Ingenieros y de Arquitectos y al Instituto de Normas Técnicas para que se establezca como política nacional.
La certificación nace para comprobar que las estructuras son amigables con el ambiente, por medio de un resultado científico.
“La inquietud inmediata fue disponer de una normativa para aportar soluciones viables y baratas, para lograr edificaciones que fueran certificadas, más por sus soluciones bioclimáticas que por la incorporación de tecnologías”, comentó Pietro Stagno, impulsor de Reset.
Se espera que próximamente diversas construcciones se certifiquen como verdes mediante esta norma.
Su valoración parte de siete temas, en donde los ejes ambiental, social y económico se entrecruzan, promoviendo principalmente el uso eficiente de recursos, el uso de insumos y mano de obra local y la respuesta ingeniosa del diseñador ante las necesidades que presenta cada obra y su contexto.
Los arquitectos Stagno desean aclarar el concepto de arquitectura tropical local, ya que aseguran que muchas veces se solicitan construcciones similares ubicadas en otros países, ajenas a las realidades ambientales y socioeconómicas de Costa Rica.
Además, se busca que más personas de clase baja o media tengan acceso a este tipo de vivienda.
Entre los edificios que ya han sido construidos en Costa Rica bajo estos principios, destacan las oficinas Holcim ubicadas en San Rafael de Alajuela, empresa que economiza alrededor de $230 mil anuales, solamente por no utilizar aire acondicionado.
De igual forma, cinco sucursales del BAC San José utilizan un 57% menos electricidad que el total de oficinas de la entidad a nivel nacional.
El Colegio Panamericano y la agencia Tribu, también, forman parte de las obras verdes de Bruno Stagno.
“En nuestra propias oficinas experimentamos las ventajas de esta arquitectura, hemos reducido nuestro consumo de agua de 12 metros cúbicos a tres metros cúbicos mensuales”, aseguró el profesional.

Fabiola Vargas
[email protected]
@FabiVSola

Ver comentarios