Arqueólogos del ICE solicitaron traslado de petroglifo para su resguardo
Foto cortesía del Instituto Costarricense de Electricidad/ La República
Enviar

Arqueólogos del proyecto geotérmico Las Pailas II del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), solicitaron el traslado del petroglifo que estaba en el sitio arqueológico El Blanco, para ser ubicado en la entrada principal de la Planta Geotérmica Las Pailas I, en Curubandé, Liberia.

La acción se dio en coordinación con Protección del Patrimonio Cultural del Museo Nacional, como parte de la gestión ambiental del proyecto que busca resguardar y conservar el patrimonio arqueológico nacional según la Ley 6703.

Este petroglifo se encontró en un cementerio cercano a tres sitios de tipo funerario, localizados en las márgenes del río Blanco, pertenecientes al periodo Bagaces (300 d.C. - 800 d.C.).

“El traslado de este patrimonio tiene un gran significado en el resguardo del legado indígena, porque evita el saqueo creciente de piezas arqueológicas por parte de personas inescrupulosas dedicadas al comercio ilícito de bienes culturales”, comentó Arturo Hernández, arqueólogo del Proyecto Geotérmico Pailas II.

Como parte de otra medida de protección del petroglifo, el ICE colocó alambre para resguardar cuatro zonas en Rincón de la Vieja, Colorado, Las Pailas y Las Tecas, que son identificadas como sensibles.

La decisión se tomó a raíz de que la arqueóloga Ana Cristina Hernández, del Centro de Gestión Ambiental de Ingeniería y Construcción del ICE, detectara la alteración por huaquerismo de los cementerios de sitios arqueológicos en propiedades del campo geotérmico Pailas.

Ver comentarios