Argentina redirecciona comercio ante crisis
Enviar
Argentina redirecciona comercio ante crisis

Argentina redireccionó su estrategia comercial hacia los mercados de Sudamérica y Asia como parte de un esfuerzo para contrarrestar la crisis, que agobia a las economías centrales, aseguró ayer el ministro de Economía y vicepresidente electo del país austral, Amado Boudou.
El funcionario disertó ayer en Buenos Aires en el marco de la 59° Convención Anual de la Cámara de la Construcción (CAC), donde criticó a Europa por la "falta de liderazgo" para sortear el contexto desfavorable.
Sin mencionarlas en forma expresa, Boudou apuntó contra las flamantes administraciones de Italia y Grecia que encabezan ahora economistas de estirpe tecnocrática.
"Nadie puede presentar como un avance de la sociedad que se ocupen cargos políticos por personas que orgullosamente no son políticos, porque en definitiva el problema se va a agravar una y otra vez por una falta de comprensión y de visión del conjunto de la sociedad", alertó.
"Estas supuestas soluciones llevadas adelante por técnicos, en realidad esconden la mirada del sector financiero, que busca salvar la ropa en Europa", fustigó el ministro.
Sobre el comercio externo de Argentina, Boudou sostuvo que el país "tomó decisiones en concreto para redireccionar sus flujos desde los centros clásicos (del intercambio) hacia una nueva visión estratégica que responde a cuál es el lugar de Argentina en el mundo".
”Se redireccionó así el comercio a Brasil, a Sudamérica y al sudeste asiático”, dijo.
Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), el primer socio comercial del país es Brasil, seguido por China.
Sobre la situación en Europa, el ministro argentino refirió la "volatilidad, incertidumbre y tasas de crecimiento más lentas, especialmente en las economías más desarrolladas" del Viejo Continente.
Sin nombrarlos, criticó a las "tecnocracias" surgidas en Italia y Grecia, que en medio de la crisis designaron a los economistas Mario Monti y Lucas Papademos para hacerle frente.
En Roma, el economista y ex comisario europeo de la Competencia, Mario Monti, relevó como primer ministro a Silvio Berlusconi.
En Atenas se hizo cargo del gobierno en lugar del socialista Giorgios Papandreu el vicepresidente del Banco Central Europeo y ex gobernador del Banco de Grecia, Lucas Papademos.
La víspera, el ministro para la Cooperación Internacional de Monti, Andrea Riccardi, afirmó al completarse el gabinete italiano que éste "es una bellísima lista de tecnócratas", a lo que pareció contestar el vicepresidente electo.
En el ámbito local, Boudou dijo que la crisis internacional sólo podría llegar al país austral por dos canales, el financiero y el comercial, pero aclaró que el gobierno ha trabajado para evitar riesgos. "En el canal financiero, en términos relativos, la Argentina puede considerarse fuertemente aislada de la crisis, porque nos hemos desendeudado y no tenemos necesidad de endeudarnos", dijo.
Añadió que el país "llegó a tener una deuda equivalente al 170% de su PBI, y hoy con el sector privado la deuda es de menos del 20% de su PBI, por lo que tenemos margen de maniobra".
Sobre el "canal comercial, también el gobierno tomó decisiones concretas en términos de tener los mejores socios y no de los que reclaman aquellos con visiones superficiales", dijo.
Mencionó entonces a "Brasil, Sudamérica y el sudeste asiático" como parte de ese círculo virtuoso.
Según datos del Ministerio de Industria local, en los primeros 10 meses de este año las exportaciones argentinas a Brasil totalizaron $14.184 millones con un crecimiento del 21% interanual.
Las importaciones en ese lapso ascendieron a $18.340 millones y un aumento de 29%.
El intercambio bilateral subió en promedio 25%, deficitario para Argentina en $4.156 millones.
Antes que Boudou disertaron el titular de la CAC, Carlos Wagner, y el alcalde de Buenos Aires, el centroderechista Mauricio Macri, entre otros.
Consultado por Xinhua por los temas que más preocupan en el país, Wagner habló de "la inflación", con lo que coincidió Macri al disertar.
Según el INDEC, la inflación en Argentina durante octubre fue del 0,6%, menos de la mitad de lo que estimaron las consultoras privadas, que la establecieron en 1,49%.
La semana pasada, por cuarta vez luego de 627 discursos oficiales desde 2007, la presidenta Cristina Fernández instó a trabajar en los grandes temas del país, entre los que mencionó a "la inflación".

Buenos Aires/Xinhua

Ver comentarios