Enviar
Argentina recordó golpe militar
Con voces opuestas sobre juicios a represores y el fin de los fantasmas del pasado

Argentina recordó ayer un nuevo aniversario del golpe de Estado que en 1976 instauró una cruenta dictadura, con el pedido del Gobierno para que se aceleren los juicios contra los represores y otras voces que reclaman acabar con los fantasmas del pasado, como la del ex presidente Eduardo Duhalde.
Al encabezar el principal acto conmemorativo en el predio de Buenos Aires en el que funcionara la principal cárcel clandestina del régimen militar, Cristina Fernández, presidenta argentina, reclamó una vez más celeridad a la Justicia y agradeció por sus “años de lucha” a los organismos de derechos humanos.
“A los jueces les pedimos que terminen este capítulo trágico de los argentinos para poder dar vuelta la página de la historia con verdad y justicia”, apuntó al pronunciar su discurso en la antigua Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), donde actualmente funciona un Museo de la Memoria.
Fernández consideró que el reclamo de justicia es un “valor universal” que permitirá a Argentina mirar al mundo “con dignidad y orgullo”, y en otro tramo de su alocución respondió, sin nombrarlo, al ex presidente Duhalde.
En declaraciones recogidas por la prensa local, el ex mandatario propuso una consulta a la ciudadanía sobre la continuidad de los juicios por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura (1976-1983).
“Los juicios tienen que terminar. Hay que mirar para adelante. El pueblo argentino debería votar en (las elecciones de) 2011 qué es lo que quiere hacer”, señaló quien gobernara el país entre enero de 2002 y mayo de 2003.
Cristina Fernández recogió el guante y salió al cruce de Duhalde, quien aspira a regresar a la Presidencia, al remarcar que “lo que se juzga en Argentina no es el pasado, sino delitos concretos cometidos por hombres concretos”. “Esto es lo mismo que decir que si alguien cometió un crimen hace cinco años, ahora no se lo puede juzgar porque fue hace cinco años”, ejemplificó.
La jefa del Estado también se involucró personalmente con las Abuelas de Plaza de Mayo al enfatizar que, si la Justicia argentina no da respuestas, las acompañará ante “tribunales internacionales” en su causa por conocer la verdadera identidad de los hijos adoptivos de la dueña del diario Clarín, el más importante del país.
Las Abuelas, que han logrado restituir la identidad a 101 hijos de desaparecidos, luchan desde hace tiempo para conocer quiénes fueron los padres biológicos de Felipe y Marcela Noble, ambos de 33 años, que fueron adoptados en 1976 por Ernestina Herrera de Noble, viuda del fundador de Clarín.
La organización que lidera Estela de Carlotto sospecha que estos jóvenes son hijos de desaparecidos, pero la causa está empantanada en la Justicia.
El acto encabezado por Fernández para conmemorar el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia precedió a otros que distintos organismos de derechos humanos convocaron en Buenos Aires y en las principales ciudades del país.
Uno de los más multitudinarios fue el que organizaron las agrupaciones HIJOS, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y Abuelas de Plaza de Mayo justamente en el histórico paseo de Buenos Aires, frente a la sede del Gobierno.


Buenos Aires
EFE
Ver comentarios