Argentina pone freno a fuga de divisas
La medida del gobierno argentino limitará los fondos comunes de inversión. ARCHIVO/LA REPÚBLICA
Enviar

La brecha entre el mercado formal y el informal refleja las expectativas de devaluación


Argentina pone freno a fuga de divisas

Argentina aumentó ayer los controles para frenar la fuga de divisas al restringir las operaciones bursátiles en el mercado local que buscan obtener dólares, medida adoptada en medio de un recalentamiento del precio de la moneda estadounidense en el mercado informal.
Según dos resoluciones de la Comisión Nacional de Valores (CNV) de Argentina publicadas ayer en el Boletín Oficial, los fondos comunes de inversión verán limitadas a partir del próximo 30 de abril sus posibilidades para invertir en acciones extranjeras que se cotizan en el mercado local.
Así, los fondos mutuos tendrán un límite para operar con los denominados "certificados de depósitos argentinos" (Cedears), por los que se pueden comprar con pesos argentinos en el mercado local acciones de empresas extranjeras para luego venderlas en plazas del exterior, obteniendo dólares.
La medida obliga a que, a partir del 30 abril, el 75% de las inversiones de los fondos comunes sea en activos argentinos, para canalizar el ahorro hacia la plaza local, aunque las resoluciones admiten la compra de activos de Brasil, Uruguay, Paraguay o Chile.
La decisión fue adoptada luego de que en las últimas semanas se registrara un fuerte crecimiento de las operaciones con Cedears, mediante el cual los inversores se hacían de dólares en el exterior a un valor cercano a 8,50 pesos, frente a un valor en el mercado informal que tocó un máximo histórico de 8,75 pesos el pasado miércoles.
Para el economista Aldo Abraham, titular de la Fundación Libertad y Progreso, la medida de la CNV es un "parche" que genera "un paliativo de corto plazo en el mercado del dólar paralelo haciéndolo bajar, pero genera otras distorsiones porque va a desalentar la inversión en los propios fondos comunes" por parte de los inversores argentinos.
La cotización en el mercado informal cedió este jueves hasta los 8,45 pesos debido, según versiones de la prensa local, a presiones oficiales sobre los operadores.
El precio del denominado "dólar blue" (informal) se disparó luego de que el pasado lunes el Fisco impusiera una tasa del 20% a la compra de pasajes y paquetes turísticos con destino al exterior que se adquieren en pesos pero con el tipo de cambio oficial, que este jueves cerró a 5,10 pesos por unidad.
El Gobierno argentino impuso las primeras restricciones cambiarias destinadas a "desdolarizar" la economía en noviembre de 2011.
Las normas restringieron en la práctica el acceso de muchos inversores al mercado cambiario formal, lo que hizo resurgir los circuitos informales de compraventa de divisas.
Para el economista Ramiro Castiñeira, de la consultora Econométrica, la brecha entre el mercado formal y el informal refleja las expectativas de devaluación.
El experto dijo que "en esencia" el problema es que el Banco Central emite pesos a un ritmo de crecimiento del 40% interanual, cuando la economía crece a sólo el 2%.
La fuerte emisión, explicó, se debe a que el Banco Central es "la principal asistencia financiera del Tesoro", lo que deja a la autoridad monetaria con menor autonomía para tener un "férreo control de los agregados monetarios, del tipo de cambio y de la tasa de inflación".
"El Banco Central emite muchos más pesos de lo que la gente quiere para financiar los excesos de gasto del Gobierno y, por lo tanto, desvaloriza el peso y eso se refleja en el dólar 'blue'", coincidió Abraham en declaraciones radiales.

Buenos Aires/EFE

Ver comentarios