Argentina irá a "flotación administrada" de moneda
Cristina Fernández ha dicho que el equipo económico negociará con todos los actores de la cadena de valor para buscar también "precios razonables para el consumidor. AFP/La República
Enviar

Argentina irá a "flotación administrada" de moneda

El nuevo jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, aseguró ayer que el Gobierno trabajará para aumentar el empleo, la producción y las exportaciones y tomará medidas en el mercado cambiario para dar "previsibilidad" a la economía del país.
En su primera rueda de prensa un día después de asumir el cargo, Capitanich señaló que el Gobierno de Cristina Fernández mantendrá "un tipo de cambio con flotación administrada", en referencia a las restricciones cambiarias que rigen desde finales de 2011 y han provocado el surgimiento de un mercado paralelo de compraventa de divisas ante la dificultad de conseguirlas por cauces oficiales.
El exgobernador de Chaco evitó pronunciarse sobre un posible desdoblamiento cambiario, pero advirtió que ciertas importaciones de lujo serán más costosas que ahora.
"Es mucho más importante tener insumos especiales para la cadena productiva que para comprar autos lujosos que satisfacen sólo a alguna persona en particular", señaló el jefe de Gabinete argentino.
"En todo caso, se tendrá que pagar más por ello. Queremos defender el trabajo de los argentinos y tenemos que hacer el máximo esfuerzo para tener mayor expansión económica", continuó.
El nuevo jefe de Gabinete junto con el recién nombrado ministro de Economía Axel Kicillof, fueron los encargados de lanzar un mensaje de tranquilidad a empresarios y mercados tras la vuelta a la actividad de la presidenta este miércoles, un mes y medio después de una neurocirugía.
El Gobierno trabajará sin "anuncios grandilocuentes pero con mucha eficacia" para generar "condiciones de previsibilidad" en la economía, afirmó Capitanich, en su primer contacto con la prensa, en el que se comprometió a mantener frecuentes encuentros informativos, toda una novedad en el Gabinete.
En medio de versiones cruzadas sobre posibles medidas para frenar la sangría de reservas, aliviar el llamado "cepo cambiario" que ha alimentado el mercado negro de divisas y modificar la política de subsidios, su comparecencia se ha interpretado como una declaración de principios que marca su protagonismo y el nuevo estilo de la etapa final de la gestión de Fernández, que concluye en 2015.
Por órdenes de la presidenta argentina, Cristina Fernández, el equipo económico negociará con todos los actores de la cadena de valor para buscar también "precios razonables para el consumidor", explicó Capitanich al ser preguntado sobre medidas para frenar la inflación, que consultoras privadas sitúan por encima del 25% anual, muy superior al 10,5% oficial.
Además, manifestó que trabajarán para defender la industria nacional, aumentar las exportaciones e incrementar el flujo de divisas y reservas.
Los comentarios de los nuevos pesos pesados fueron bien acogidos por la mayoría.


Buenos Aires/EFE

 



 

Ver comentarios