Enviar
Argentina se acerca del Fondo Monetario

Washington
EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo ayer que hará “en los próximos meses” la revisión anual de la economía de Argentina, algo a lo que el Gobierno de ese país se ha negado durante los últimos años, lo que apunta a una normalización de sus relaciones.
El acercamiento del Gobierno de Buenos Aires y el FMI tiene lugar en un momento en el que la crisis ha restringido el acceso de Argentina al crédito privado para financiar su deuda y abre la puerta a una posible solicitud de préstamos a la entidad.
Sin someterse a la revisión anual de su economía, esa vía está cerrada para Argentina.
Esta semana, el ex presidente argentino Néstor Kirchner (2003-2007) dijo que el Gobierno no pedirá préstamos al FMI ni aunque “regale la planta” a menos que la entidad cambie.
Pese a esas palabras duras, que Kirchner suele usar al referirse al organismo, someterse a la revisión del FMI supone un gran cambio en la actitud del Gobierno argentino, que no ha hecho comentarios al respecto.
Hasta ahora su política ha sido desvincularse del FMI, al que echa buena parte de la culpa de la crisis del 2001.
En el 2006, la Casa Rosada canceló todas sus deudas con la entidad y desde ese año no ha permitido que realice la revisión anual de su economía, a pesar de que la carta fundacional del FMI establece que pasen por ella todos los países miembros.
Es muy raro negarse a esa vigilancia y en América Latina el único otro caso es el de Venezuela, que no se somete a esa revisión desde el 2004, según fuentes del FMI.
El punto de inflexión en las relaciones entre el FMI y Argentina parece estar a la vuelta de la esquina, a juzgar por las declaraciones que hoy dio en una rueda de prensa David Hawley, un portavoz del organismo internacional.
“Anticipamos que llevaremos a cabo las próximas consultas del Artículo IV de forma normal en los próximos meses”, dijo Hawley en relación a la norma del FMI que detalla el mecanismo de revisión.

Ver comentarios