Enviar
Amenazas y oportunidad a un clic de distancia
Arena política ahora es virtual

Redes sociales y tecnología en manos de los votantes cambia forma de hacer política

De la mano de las redes sociales, Internet es el nuevo campo de batalla de la política, en el que se encuentran tanto los candidatos como los electores.
En ese sentido, el mundo virtual ofrece una serie de oportunidades, pero al mismo tiempo, plantea amenazas.

Los políticos deben ir a esta batalla aunque no quieran, pues el que descuide ese flanco, sin duda alguna verá reducidas sus oportunidades para cumplir sus sueños presidenciales.
Hace cuatro años, la propaganda en televisión, plazas públicas y los recorridos en los barrios para cazar votos eran la fórmula mágica.
En ese sentido, los candidatos eran sujetos activos en procura del apoyo popular, mientras que los electores simplemente eran receptores pasivos de información.
Ahora, los papeles cambiaron, porque los votantes pueden tener participación activa y en algunos casos, pueden ser férreos detractores.
Esto, porque una serie de cambios, tanto en el país como en el mundo hicieron que la campaña política cambiara para siempre.
Por ejemplo, localmente se dio la apertura de las telecomunicaciones y con ello, se amplió el uso de Internet celular a un tercio de suscriptores.
Paralelamente, se masificó el uso de computadoras a la mitad de los hogares.
Asimismo, el auge vertiginoso de las redes sociales, principalmente de Facebook y Twitter se dio en pocos años. Nuestro país no es la excepción, pues se contabilizan más de un millón de cuentas activas entre las dos.
Ese ecosistema permite que se den las condiciones tecnológicas para una batalla virtual.
Pero, ¿quiénes serán los ganadores y los vencedores de esta guerra en el mundo cibernético?
Eso solo el tiempo lo dirá, sin embargo, desde ya se pueden ir viendo poco a poco las fortalezas, oportunidades, riesgos y amenazas de las redes sociales.
Por ejemplo, el liberacionista Fernando Berrocal cobró relevancia al lanzar su campaña por este medio, a través de una serie de anuncios irreverentes que se propagaron como virales en Internet.
Uno de sus anuncios en su cuenta oficial tenía más de 50 mil visitas. Sin embargo, su reproducción es mucho mayor, ya que otra cuenta de youtube colgó el anuncio y tenía una cantidad similar de reproducciones.
En el otro lado de la balanza, la nueva tecnología puede ser una seria amenaza que hunda a los candidatos, como le sucedió a Claudio Monge, precandidato del PAC, quien denunció que alguien suplantó su perfil de Facebook y publicó comentarios pasados de tono usando su nombre.
Los aspirantes a la presidencia reconocen el impacto que tendrá la campaña virtual en las elecciones. Sin embargo, consideran que no ganarán solo con ganar esta parte de la batalla.
Debido a estas razones, desde ya levantan estrategia para sacar provecho a estas tecnologías.
Por ejemplo, cada campaña nombrará coordinadores de redes sociales y un equipo pagado por la tendencia, que se encargará de mover los mensajes de los aspirantes en las redes y al mismo tiempo, servir como muros de contención para responder a las críticas y ofensas.
Por otra parte, ese personal se encargará de contestar las preguntas de los electores cuando se presenten.


Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios