Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



NACIONALES


Arcas de las municipalidades no sufrirán

Esteban Arrieta [email protected] | Miércoles 22 agosto, 2012



Nuevas reglas de avalúos para terrenos agrícolas no afectarían
Arcas de las municipalidades no sufrirán

Agricultores pagarán impuestos de bienes inmuebles con base en valor histórico

Aunque parecía una misión imposible, los agricultores y las municipalidades se dieron la mano este lunes por la noche, tras un acuerdo político impulsado por diputados de varias fracciones.
Por un lado, el dinero que reciben los gobiernos locales todos los años por concepto de bienes inmuebles, no disminuirá con la aprobación del proyecto de preservación del uso agropecuario de los terrenos.
Esto, porque no se avaló ninguna exoneración para los agricultores como establecía el plan inicial.
De esta forma, la recaudación de impuestos por concepto de bienes inmuebles para este año, podría ser muy similar a los ¢51 mil millones del año pasado, pues los avalúos de los terrenos se hacen con una periodicidad de cinco años.
Por otra parte, los productores sienten haber ganado el pulso, porque los ayuntamientos no van a determinar el valor de los terrenos agrícolas, con la plataforma de valores por zona homogénea, que considera iguales todos los terrenos, sin importar si son utilizados para vivienda, comercio, turismo o uso agropecuario.
En su lugar, el cálculo de la suma por pagar se hará con base en el valor histórico de las fincas y no podrá aumentar el precio de los terrenos, por encima de un 20% para aquellos que no han sido tasados.
“Nuestra pretensión no era que las municipalidades se quedaran sin plata, sino hacer el asunto más racional. Esto, porque con la aplicación de las nuevas plataformas que habían elaborado las municipalidades, los valores se disparaban muchas veces, haciendo injusto el valor que nos cobraban”, indicó Guido Vargas, de UpaNacional.
Lo más importante del acuerdo político sin embargo, es que esta situación se mantendrá durante cuatro años, tiempo suficiente para la elaboración de una nueva plataforma de valores exclusiva para el sector agrícola.
Asimismo, durante ese lapso se realizará un censo agropecuario que determine quién es un pequeño, mediano y gran productor.
El proyecto aprobado, también evita las potenciales medidas de protesta que el sector agropecuario lanzó la semana pasada.
“Entre lo más importante del acuerdo podemos citar el hecho de que el asunto dejó de ser un asunto político, para ser un tema técnico, pues ahora será necesario un censo agrícola y una plataforma especial”, indicó Karen Porras, directora ejecutiva de la Unión de Gobiernos Locales.
El acuerdo político satisface a los dos sectores que estuvieron enfrentados durante semanas.
Sin embargo, el temor es que durante esos cuatro años no se lleven a cabo las tareas pendientes, por lo que “podríamos volver a lo mismo”, indica Gerardo Fuentes, alcalde de Guácimo.
“Lo único que nos preocupa sobre este tema, es la lentitud con la que se hacen las cosas en este país, para nadie es un secreto que una carretera puede estar en construcción durante cuatro décadas, ojalá que el tema del censo agropecuario no sea el caso”, concluyó Fuentes.

Esteban Arrieta
[email protected]