Araya cierra puertas a la reelección
“La Sala IV definió que la reelección es constitucional, por lo tanto es un tema ya superado en la agenda política nacional y su discusión no tiene mayor relevancia”, expresó Johnny Araya, candidato del PLN. Esteban Monge/La República
Enviar

En caso de ganar, no hará cambios a la Constitución

Araya cierra puertas a la reelección

Tras dejar alcaldía cambió de criterio sobre permanencia en el cargo

Aunque todavía falta que mucha agua pase por debajo del puente, Johnny Araya, candidato de Liberación Nacional (PLN), cierra desde ya las puertas a la idea de una reelección presidencial en 2018, en caso de ganar las elecciones del otro año.

201308052307460.n55.jpg
Esto, al considerar que el sistema actual que valida la reelección de forma alterna y no consecutiva, “evita la utilización del poder en beneficio de un candidato presidencial”, por lo que no buscaría hacer un cambio a la Constitución Política.
La nueva postura del verdiblanco es opuesta a la que asumió cuando fue alcalde de San José, cargo que ocupó por más de una década tras reelegirse en dos ocasiones seguidas.
“La Sala IV definió que la reelección es constitucional, por lo tanto es un tema ya superado en la agenda política nacional y su discusión no tiene mayor relevancia. Yo prefiero que el sistema de reelección funcione como está actualmente; es decir, que existan periodos intermedios antes de una nueva aspiración, para que no se utilice el Gobierno en aras de favorecer al candidato”, explicó Araya a LA REPÚBLICA.
Ante la pregunta directa sobre si descartaría la posibilidad de algún día buscar la reelección presidencial, Araya manifestó que “mis prioridades en este momento son otras. No es un tema que haya considerado”.
Asimismo, la única forma en que la reelección presidencial sucesiva es efectiva, es cuando el país tiene una democracia con régimen parlamentario y no presidencialista como en el caso de Costa Rica, aclaró el candidato.
En el primero de los dos sistemas los votantes eligen sus representantes en la Asamblea Legislativa y estos a su vez, designan al presidente de turno.
Esto hace que de acuerdo con la conformación del Congreso, el titular del máximo cargo se mantenga de forma indefinida o bien, sea depuesto cuando no cuenta con apoyo en la Asamblea.
Tras un fallo de la Sala IV de 2003, el único expresidente que ha ejercido el cargo en dos ocasiones es Óscar Arias, quien gobernó en 1986 y durante la última administración en 2006.

Esteban Arrieta
[email protected]

 

Ver comentarios