Enviar

Es importante destacar que las razones que mueven a la empresa Acciona Energía a querer invertir más aquí, son aspectos positivos que tenemos como nación y que deberíamos conservar y mejorar


Aprovechemos nuestras fortalezas

Llegaría más inversión extranjera al país. Esto de acuerdo con el deseo de Acciona Energía, empresa española líder global en energías renovables que quiere ampliar sus operaciones en Costa Rica.
Es importante destacar que las razones que mueven a dicha compañía a querer invertir más aquí, son aspectos positivos que tenemos como nación y que deberíamos conservar y mejorar.
El parque eólico Chiripa, ubicado en Tilarán de Guanacaste, es el primer proyecto que Acciona Energía desarrolla en Costa Rica y en la región centroamericana, hacia donde quiere extenderse desde aquí.
Ellos han manifestado a LA REPÚBLICA que los atractivos para invertir en nuestro país son varios. Hay una economía creciente que provoca aumento de la demanda, se necesita nueva capacidad a corto plazo y cualquier alternativa a la renovable no es más económica.
Pero además han tomado en cuenta que encuentran aquí un regulador con cierta sensibilidad para desarrollar un mix energético más acorde con una arquitectura energética de futuro.
También señalan haber trabajado bien con el ICE, a la que consideran institución de una calidad técnica extraordinaria y dicen sentirse muy bien con la obligación de contar con un socio local, ya que eso les ayuda a identificarse más con el país.
Pareciera que son buenas noticias. Tenemos algunas fortalezas que mueven a invertir en el país en un tema tan importante como las energías limpias.
Acciona Energía, que tiene activos en todas las fuentes renovables, está deseosa de repetir una inversión como la que han llevado a cabo en territorio nacional.
Deberíamos aprender la fórmula para que cualquier inversión, sea esta pública o privada, dejara saldo favorable siempre para los inversionistas y para Costa Rica.
Esto, en el caso de las empresas privadas, depende de nuestra capacidad para elaborar contratos con cláusulas que garanticen esa condición y luego darle el seguimiento adecuado para que se cumpla.
En el caso de proyectos públicos desarrollados con alguna de nuestras instituciones, debemos poner a estas al día para ser altamente eficientes, después de haber sido abandonadas y en algunos casos desmanteladas por decisiones políticas.
Costa Rica podría tener una economía mixta de éxito si dejamos de satanizar, por ejemplo, las concesiones, así como ciertas entidades del Estado, si partiéramos de que en cualquiera de los dos casos el problema no ha sido el sistema utilizado para construcción de obra pública sino la deficiencia de nuestros políticos en el poder, que no han gestionado bien para garantizar el éxito de las obras sin trabas ni problemas.

Ver comentarios