Enviar
Aprovechar el verano


La llegada de la estación seca, que trae consigo las vacaciones y el incremento del turismo internacional y nacional, aparte de ser una época para disfrutar un merecido descanso, con días de mayor cantidad de horas de luz y sol, son meses en los cuales se debería realizar un esfuerzo extraordinario para prevenir problemas.
Uno de ellos es el incremento de los casos de dengue incluso en zonas frecuentadas por el turismo. El país no ha logrado hasta el momento ganar la batalla al dengue y esto debe alertar a las autoridades, quienes tienen que encontrar la forma de garantizar a nacionales y extranjeros que van a estar a salvo de esta amenaza.
Otro tema sensible es el del agua potable. La llegada de la estación seca y el incremento que genera en el consumo indica que es necesario tomar medidas puesto que ya el país sufre serios problemas por contaminación de ríos y mantos acuíferos.
El calentamiento global genera cambios climáticos en el mundo y en Costa Rica ya se han sentido tanto en invierno como en verano por haberse intensificado las lluvias y tormentas, con sus consecuencias, así como la sequía en algunas zonas.
Debe garantizarse a la población, en cualquier punto del país, la posibilidad de contar con agua potable suficiente para sus necesidades vitales, aun durante el verano, una condición indispensable para el mantenimiento de la salud pública.
La infraestructura vial es otro aspecto que debería ser atendido intensivamente durante los meses en que no llueve. Sería deseable que todo tipo de tramitación, como contratos, permisos y autorizaciones, estuviera resuelto de modo que pudiera aprovecharse el verano para trabajos en calles y carreteras, planificando estos de modo tal que no paralicen el paso de los turistas.
Por otra parte, se hace indispensable también una acción enérgica y bien planificada de las autoridades para prevenir accidentes de tránsito durante los meses del verano. En la ciudad, porque estos se han incrementado y las fiestas de fin de año podrían aumentarlos de no tomarse las medidas adecuadas. En las carreteras, porque al haber mayor movimiento por el turismo de vacaciones estas podrían verse más cargadas de accidentes.
Ver comentarios