Miguel Angel Rodríguez

Miguel Angel Rodríguez

Enviar
Lunes 21 Julio, 2014

¿Qué podemos aprender del éxito de nuestra selección en Brasil? ¿Cómo se fabricó ese éxito?


Aprendamos de la selección

Según datos de la CCSS al mes de mayo el empleo en el sector industrial cayó en un 2,2% comparado con un año antes. Según el IMAE del Banco Central el crecimiento de la producción industrial que había crecido después de mayo de 2012, vuelve a ir disminuyendo desde el último trimestre de ese año.
La inversión extranjera en manufacturas es negativa en el primer trimestre de este año. Falta dinamismo en la creación de empresas locales para los mercados externos dice el INCAE. La Cámara de Industrias señala que esos problemas se deben al alto costo de la energía, la falta de infraestructura y el exceso de trámites y regulaciones.


Esas causas se vienen señalando desde hace ya varios años. ¿Qué podemos aprender del éxito de nuestra selección en Brasil para resolverlos? ¿Cómo se fabricó ese éxito?
Preparación y búsqueda de conocimiento
La Federación se preparó muy cuidadosamente, buscó un técnico con conocimientos y liderazgo, y lo dejó trabajar. El director técnico supo escoger jugadores capaces y que armonizaran de manera que se pudiera formar equipo. Seleccionó a los que se desempeñaban con éxito en los ambientes más competitivos
Disciplina
El profesor Pinto da ejemplo con su dedicación y trabajo personal centrado en objetivos claros y bien definidos. Así logra manejar su grupo con una disciplina que es bien aceptada y cumplida sin excusas. No se gana con manifestaciones. Todo se puede con acciones disciplinadas.
Espíritu de grupo y trabajo en equipo
La selección maneja muy armoniosas relaciones internas y sus integrantes tienen conciencia de que su éxito depende de buscar los objetivos comunes que conocen. Cada uno tiene sus propias características, ventajas y debilidades, y además por supuesto sus objetivos personales, pero saben que para lograrlos dependen de actuar como equipo buscando el apoyo de las fortalezas ajenas.
Perseverancia
Para triunfar hay que tratar, tratar, tratar. Poco se logra cuando no se intentan muchas veces las cosas. Y para ser perseverante hay que redoblar esfuerzos siempre. Siempre se puede mejorar. No se vale darse por satisfecho y dejar de luchar por la excelencia. No se vale posponer siempre las decisiones.
Aprovechar las oportunidades
No es necesario ganar en cada acción. Lo que se requiere es hacer buen uso de las ocasiones. No podemos progresar siempre en todos los campos todo el tiempo. Debemos saber hacer buen uso de las oportunidades que se nos ofrecen. Las que no aprovechamos nos pasan factura luego.
Sobreponerse a las dificultades
La competencia no es fácil. Se debe enfrentar a los mejores del mundo. Y se puede vencer. Nos lo demostraron nuestros jugadores de fútbol y con ello nos llenaron a todos de alegría y entusiasmo.
La selección nos enseña el camino. Gracias muchachos. Seguir ese buen ejemplo depende ahora de nosotros. Con esas mismas características podremos dinamizar la producción industrial y de otros sectores, y promover mejores empleos, mayor ingreso para las familias y más bienestar.

Miguel Ángel Rodríguez