Apple pierde a su visionario
Enviar
Apple pierde a su visionario

Steve Jobs, quien construyó la empresa mundial de tecnología más valiosa con la creación de dispositivos que cambiaron cómo la gente usa la electrónica y revolucionó la informática, la música y la industria de telefonía móvil, murió. Tenía 56 años.
Jobs, quien renunció al cargo de director ejecutivo de Apple el 24 de agosto de 2011, falleció anoche, dijo la compañía. En 2003, se le diagnosticó con un tumor neuroendocrino, una forma rara de cáncer pancreático, y tuvo un transplante de hígado en 2009. Apple reveló el fallecimiento de Jobs en un comunicado.

En 1976, era un tecnófilo rebelde de pelo largo, que abandonó la universidad e inició una empresa de informática en el garaje de sus padre. No tenía formación técnica formal ni experiencia empresarial real.
Pero sí una gran apreciación de la elegancia de la tecnología y la idea de que las computadoras podrían ser más que un juguete o caballo de batalla de una corporación.
Estas máquinas pueden ser herramientas indispensables. Una computadora puede ser, a menudo, dijo, "una bicicleta para nuestras mentes." Él tenía razón - debido en gran parte a una revolución que empezó.
Bajo el mando de Jobs, Apple llegó a dominar la era digital, primero a través de la creación de la computadora Macintosh y más tarde a través del reproductor de música digital iPod, el teléfono móvil iPhone y, más recientemente, el iPad.
Con cada producto, Jobs enfrentó nuevos adversarios – de las computadoras de International Business Machines Corp. (IBM) a los sistemas operativos de Microsoft Corp. Y de los reproductores de música de Sony Corp. Al software móvil de Google Inc.
Jobs demostró que no sólo era un visionario aficionado a la tecnología, pero un ejecutivo virtuoso que construyó la segunda compañía más valiosa del mundo (la primera es Exxon Mobil Corp).
El acto de apertura de la ascensión profesional de Jobs se extendió desde 1976 a 1984. Él anotó su primer éxito con el ordenador Apple II, un dispositivo que resonó en las escuelas y algunos consumidores y pequeñas empresas, e hizo a Apple una alternativa tentadora ante IBM, el mayor fabricante mundial de computadoras. Apple tuvo su oferta pública inicial en 1980 y la Macintosh nació poco más de tres años más tarde.
Durante su segundo acto, entre 1984 y 1997, la estrella de Jobs se fue atenuando. En 1985, fue despedido después de una lucha de poder con la junta de Apple. Empezó otra empresa de informática, NeXT Computer Inc., y le compró un estudio de animación digital al cineasta George Lucas. La empresa más tarde tomó el nombre de Pixar.
Con la compra de NeXT en 1997, Apple trajo Jobs de vuelta al fabricante de computadoras que ayudó a fundar y comenzó el tercer acto de su carrera.
Se desató una oleada de innovación y el crecimiento - y logró lo que puede ser la mayor remontada en la historia empresarial.

Bloomberg

Ver comentarios