Enviar

¡Apple no es lo que usted cree que es!

No hay duda que Apple ha revolucionado el mercado gracias a su capacidad de innovación a lo largo de su cadena de valor; sin embargo, algunos inversionistas podrían estar demasiado embelesados con una empresa cuyo modelo de negocio actual dista mucho del que percibe el público en general.
En primer lugar hay que entender que hoy en día Apple no es una empresa exclusiva de producción de software, por lo que el empeño de compararla con Microsoft como hace unos años ya no tiene sentido. Microsoft se ha dedicado al desarrollo de software y sistemas operativos para diversos tipos de aparatos electrónicos que van desde teléfonos hasta servidores para empresas.
Apple hoy en día, se parece más (guardando las obvias distancias), a lo que fue Palm en su momento y a RIM (productor de Blackberry), porque se ha dedicado al desarrollo de equipos de comunicación e información portátil (iPhone, iPad y iPod), que necesitan un sistema operativo específico y que no pueden operar sin este, por eso lo producen ellos mismos.
En segundo lugar, la empresa es hoy es un productor de teléfonos móviles, no de computadoras, lo que se puede comprobar al revisar los estados financieros del primer trimestre de 2012 (disponibles en su página web), donde se muestra que la empresa vendió 35 millones de iPhones (que representan más del 50% de sus ventas), versus 4 millones de computadoras (que apenas representan cerca del 12,5% de sus ingresos).
Para complementar las cifras anteriores el crecimiento en el semestre finalizado el 31 de marzo fue del 107% para el iPhone, el 111% para el iPad y apenas de un 17% para las computadoras, lo que pone a la empresa como líder en teléfonos y tablets, pero no en computadoras; de hecho, la firma especializada Gartner indico que para el cierre de 2011 la participación de mercado en el sector de computadoras es del 16% HP, un 14% Lenovo, un 12,6% Dell, un 10,7% Hacer, el 6,8% Asus y un 40% los demás.
Es obvio que desde el punto de vista de hardware algo bueno (si no mejor que Apple), están haciendo estas compañías y el sistema operativo Windows con todos sus defectos puede que no sea tan fatídico como claman los amantes del Mac.
Apple pareciera haber echado mano de aquel principio planteado por Rice y Trout en su maravilloso clásico “Posicionamiento”. “Si no puedes ser el primero en tu categoría, crea una nueva”, la empresa lo hizo en telefonía, pero no contaba con la capacidad de reacción de la competencia (según Gartner es hoy el 2do en la categoría), y ahora lo hizo con los tablets, donde se ubica como líder con un 54,7% del mercado, (según IDC), donde el liderato podría durarle hasta 2016.
Apple es una empresa de tecnología, sí; pero hay que compararla en su justa dimensión y no bajo los modelos tradicionales, lo que no es beneficioso para el mercado ni para el inversionista.

[email protected]
Twitter @alfredopuerta

Ver comentarios