Apoye a sus hijos en el inicio del curso lectivo
No regañe a sus hijos si no quiere ir los primeros días de clases, mejor apóyelos y de ejemplos de su propia experiencia. Archivo/La República.
Enviar

Ahora es común que los menores inicien su proceso de escolarización desde los dos o tres años; lo cierto es que para aquellos niños que por primera vez se acercan a las aulas el cambio puede ser difícil.

Por esto, el encargado o padre de familia debe apoyarlo desde el inicio y ojalá haber comenzado un proceso de preparación desde diciembre.

"Siempre hay una diferencia entre los niños que fueron a guarderías y los que van por primera vez al aula. Por eso la primera recomendación es tener paciencia. El niño se va a asustar y es normal. No lo regañe, más bien busque apoyarlo", comentó Wálter Peña, encargado de carrera Educación de la Universidad Americana.

Un tip es contarle cómo fue su primer día en el kínder, cómo hizo amigos, que en la escuela habrá gente que lo va a ayudar como la maestra.

Otro aspecto importante siempre, pero fundamental en estos primeros días es la puntualidad.

"Así evitamos generar más ansiedad en el niño. Salir tarde significa un papá estresado por las presas, que se peleó en el camino con otros conductores. El menor se adaptará fácilmente si llega con tiempo, sin presión", advirtió Peña.

Otro punto que se debe abordar antes de llevar a los menores a las aulas es el uso correcto y prudente de celulares, redes sociales y aparatos electrónicos.

De esta manera no interfiere en el proceso educativo y no generará problemas con la educadora.



Ver comentarios