Enviar
Calendario optimista sugiere que competencia de telefonía móvil no entraría hasta esa fecha
Apertura celular estaría para mayo 2011
El proceso para elegir a las empresas durará unos siete meses e instalación de ellas unos cuatro adicionales

Esta tarde se recibirán las últimas observaciones, antes de que sean dados a conocer los requisitos definitivos que se exigirán a los candidatos que aspiran a obtener uno de los tres permisos para competir en el mercado de telefonía móvil.
Esa fase de selección durará poco más de siete meses hasta que la presidenta Laura Chinchilla anuncie a los ganadores. De no presentarse reclamos, la posterior instalación de las empresas demoraría entre cuatro y seis meses más.
Bajo ese panorama optimista, en mayo del año próximo los nuevos operadores ya ofrecerán sus servicios.
El primer paso para llegar a ese punto se dará esta tarde, cuando las cinco empresas con interés en esos cupos, se reúnan con las autoridades del sector para hacer las observaciones al borrador del documento, que fue presentado a inicios de mayo.
Esta cita se dará en el Hotel Real Intercontinental a puertas abiertas y se espera la participación de grupos tan variados que van desde el sindicato de trabajadores del Instituto Costarricense de Electricidad, hasta los gerentes y representantes de las multinacionales de telefonía móvil.
“No hemos concluido el documento final, nuestros técnicos y abogados lo están afinando. Las aclaraciones y sugerencias que demos tendrán como fin que esto salga bien, que la apertura de la telefonía móvil en Costa Rica sea una realidad”, adelantó Ricardo Taylor, gerente de América Móvil para Costa Rica.
Las empresas con interés de participar en la puja, deben cumplir requisitos como tener 1,5 millones de usuarios en algún país, ingresos de $450 millones en promedio durante los últimos tres años, y haber desplegado una red de telefonía móvil al menos en un mercado.
Este será el cierre del periodo de consultas, del cual la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) tomará entre dos semanas a un mes para incluir o descartar las observaciones que surjan, explicó George Miley, presidente de la entidad.
Una vez cumplida esa fase, la Sutel dará a conocer las condiciones definitivas que exigirá a las multinacionales para que participen en la apertura, llegando por fin al día cero, para dar inicio al cumplimiento de otras etapas que tienen estipulados plazos máximos por ley.
El riesgo de que el proceso se alargue se daría en caso de que alguna consulta fuera presentada ante el Tribunal Contencioso Administrativo, u otra instancia penal, donde no existen plazos máximos para resolver.

Daniel Chacón
[email protected]
Ver comentarios