Foto 1
Lo elemental está en empoderar, en que las mujeres se lo crean, la vida es como una rosa, muy linda, pero espina, pero hay que saber seguir adelante, indicó María Quirce, de BN Banca Mujer. Gerson Vargas/La República
Enviar

Lucha contra la autoexclusión es prioritaria

Año del empoderamiento femenino

Hay varios programas que ayudan a que las mujeres tengan su propia empresa

Ayer fue el 40 aniversario del Día Internacional de la Mujer y este 2015 se celebran 20 años de la Declaración de Beijing que busca empoderar a las mujeres en temas de educación, política, no violencia y emprendedurismo.
Incluso, las Naciones Unidas celebran a este género con el lema “Empoderando a las mujeres, empoderando a la humanidad, imagínelo”, lo que complementa muy bien lo que varios programas que se llevan en el país en favor de la mujer.
“Este programa se lanza para empoderar a las mujeres desde el punto de vista económico, porque sabemos que así la mujer se empodera a lo personal y empresarial, además se apoya todo su entorno familiar, social y económico”, explica María Quirce, directora de Banco Mujer del Banco Nacional.
Es sistema lo que busca es que una empresa dirigida por una mujer o varias, crezca y que tenga un empoderamiento para que se crea que es una empresaria.
Uno de los desafíos más grandes contra los que luchan las organizaciones en favor del emprendedurismo y mujeres empresarias es la autoexclusión.
“Esto es algo que la mujer deben evitar, muchas ni siquiera lo intentan porque desde un inicio creen que se les dirá que no, en el apoyo, en el crédito, en todo lo que significa crear una idea en realidad”, explica Quirce.
En el mundo, las empresas de mujeres, una gran parte, se financian con recursos propios o familiares. Esto principalmente porque existe una resistencia de la mujer a endeudarse, y al querer hacer las cosas solo con recursos propios, hace que estas empresas crezcan muy lentamente.
“Lo que tenemos que trabajar es en el apoyo empresarial, es algo que hacemos directamente en el Banco, solo en este mes de marzo, vamos a atender a más de 400 mujeres en distintos programas de capacitación”, indicó la directora de uno de los programas más grandes para mujeres con más de 16 mil créditos aprobados.
Otro lugar donde instan estos principios es en el Programa para el Desarrollo de la Mujer Empresaria de la Cámara de Comercio.
Incluso tienen varios años entregando el Premio Alborada que representa un nuevo amanecer, una esperanza para la mujer, que desde el momento inicial del día comienza la jornada laboral atendiendo a su familia, y se desempeña profesionalmente en una sociedad que espera reconozca su capacidad y liderazgo, sin ningún tipo de discriminación de género, explican sus representantes.
Este programa se enfoca en la búsqueda y promoción de espacios que potencien y fortalezcan a la mujer dueña y gerente de empresa.
La agrupación se formó con el objetivo de buscar la unidad de las mujeres profesionales y emprendedoras, a través de entornos dinámicos y proactivos para su desarrollo.
Con este propósito, se inspira al crecimiento de la mujer a través de la mejora continua, la innovación, la tecnología y la responsabilidad social, logrando de esta manera, la generación de conocimientos y oportunidades que le permitan un mejor desempeño dentro de la sociedad económicamente activa.

Fabio Parreaguirre
[email protected]
@fabiopLR

 

Ver comentarios