Enviar
Viernes 28 Noviembre, 2014

El maltrato animal es un factor que predispone a la violencia social


Animales sin leyes que los protejan


Todos los años mueren en el país muchos animales como consecuencia de los maltratos que les ocasionamos sin que por ahora tengamos la solución para detener esta crueldad. Tendrán los diputados que hacer leyes para protegerlos. Según expertos, quienes abusan de los animales son hasta cinco veces más propensos de cometer crímenes violentos contra las personas.
Leonardo Da Vinci dijo: “Llegará el tiempo en que los hombres condenarán como yo al asesino de animales del mismo modo como se condena al asesino de hombres”. Además de leyes, es necesario educar y hacer conciencia de que un animal tiene sentimientos y sufre. Por ejemplo, que un pájaro cante metido en una jaula, no quiere decir que esté feliz. Aunque sea raro decirlo, nuestra cultura es la causante de muchos casos de maltrato hacia los animales, como sucede en otros países con las corridas de toros a las que se asiste para ver cómo un ser humano es capaz de matar lentamente a un toro indefenso, sin ninguna compasión solo para satisfacer a un público egoísta que piensa en diversión.
Algunos animales son agresivos por causa del maltrato de sus amos, quienes algunas veces los entrenan para ponerlos a pelear y repartirse luego jugosas apuestas. Los animales tienen sentimientos, necesitan amor para ser felices La amistad con un perro, por ejemplo, prueba que la amistad no necesita palabras.
Recientemente visite a un amigo que está en silla de ruedas y que tiene un perrito pequeñito que cuando le dice su nombre con cariño, le baila y le mueve la cola frente a él. Esta comunicación, los hace felices a los dos, sin duda, más que un ejemplo de bondad y respeto.
El maltrato animal comprende comportamientos que causan dolor innecesario que van desde la negligencia hasta el asesinato. Abandonar a un animal y dejarlo sin comida puede ser negligencia pero golpearlo brutalmente para ocasionar un daño psicológico en otra persona, es un crimen. Algunos animales se dejan a la intemperie, sin agua, con lluvia, con frío, con sol; peor aún, amarrados cuidando una casa.
Se hacen estudios muy serios que afirman la existencia de vínculos entre la crueldad animal, las conductas antisociales y la violencia interpersonal. Se ha podido demostrar que las víctimas de violencia familiar fueron más propensas a experimentar o presenciar actos de maltrato animal a diferencia de quienes no maltrataron animales. En la actualidad vivimos, de manera constante, en un clima de inseguridad e incertidumbre. La violencia se expresa de formas relacionadas entre sí. Diariamente nos vemos sacudidos por hechos dramáticos que nos preocupan y conmueven.
El maltrato animal es, a la vez, un factor que predispone a la violencia social y, al mismo tiempo, una consecuencia de la misma. Forma parte de la cascada de violencia que nos va alcanzando a todos como individuos y como sociedad. La crueldad es una respuesta emocional de indiferencia o de obtención de placer en el sufrimiento o dolor de otros, o la acción que innecesariamente causa tal sufrimiento. Se ha considerado como un disturbio psicológico o desorden social, la conducta que tienen muchas personas de maltratar a los animales. Para qué esperar a que el endurecimiento de la ley nos cambie si podemos ponernos la mano en corazón y tener diferente trato con esos seres vivientes. De usted depende.


Eliseo Valverde Monge