Enviar
Andinos y U.E. comienzan a negociar

Equipos negociadores de los cuatro países andinos y los de la Unión se reunieron para una primera aproximación

Bogotá
EFE


La Comunidad Andina (CAN) y la Unión Europea (U.E.) iniciaron ayer en Bogotá la negociación de un acuerdo de asociación, mucho más amplio y complejo que un Tratado de Libre Comercio (TLC), pues abarca el diálogo político y la cooperación.
La negociación implicará, por el hecho de que se haga de bloque a bloque, que la CAN recupere la unión aduanera, que fue uno de los primeros objetivos del proceso de integración andino, iniciado en 1969, y que se estructurará ahora a partir del denominado Punto Inicial de Desgravación (PID).
El PID cubre actualmente el 82,2% de las posiciones arancelarias y el 79,8% de las importaciones que hace la región desde la U.E., y a partir de él podría rescatarse el arancel externo común, que fue desmontando progresivamente.
Ayer los equipos negociadores de los cuatro países andinos y los de la U.E. se reunieron para una primera aproximación.
Para los europeos casi tan importante como la unión aduanera andina, lo es la existencia de una legislación común para la inversión y que la CAN de a la U.E. el tratamiento de nación más favorecida, para tener los mismos beneficios que otros bloques o países.
Luis Guillermo Plata, ministro colombiano de Comercio, Industria y Turismo, dijo a los periodistas que la negociación será compleja, pues la realidad es que por un lado están los cuatro países andinos (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú), que tratarán de buscar posiciones unificadas, y por otro la Comisión Europea (CE), que negocia a nombre de los 27 países de la U.E.
“La U.E. tiene un solo negociador y la CAN cuatro, pero que actuarán en bloque”, dijo Plata, cuyo país ejerce actualmente la presidencia pro tempore del bloque andino.
Plata recordó que entre Colombia y Perú hay muchas más similitudes, pues han negociado simultáneamente un TLC con Estados Unidos, que las que tiene en ese ámbito con Ecuador y Bolivia.
La primera ronda, según una fuente diplomática andina, buscará la “homologación de la visión” de lo que es el propuesto Acuerdo de Asociación CAN-U.E., que abarca no solo los aspectos típicos de los TLC, sino también políticos y de cooperación.
El comercio entre ambos países asciende a $15 mil millones anuales.
Por la CAN están registrados para la primera ronda cerca de 150 personas, entre funcionarios y quienes estarán en la “mesa del al lado” -empresarios, académicos y otros lideres- y por la U.E. cerca de 400 personas.
La vertiente comercial del acuerdo se negociará en catorce mesas sobre asuntos específicos, mientras que los otros dos pilares, sobre cooperación y diálogo político, al comienzo se reducirán a una sola mesa, pues quienes negocian en ellas son de los mismos equipos.
Plata señaló que Colombia tiene especial interés en todo lo relativo a las inversiones, pues, dijo, es a través de ellas que se pueden incrementar las exportaciones.
Consideró que la cooperación de la U.E. en el ámbito de la producción y el comercio será importante para la región andina, por las exigencias europeas en materia sanitaria y de calidad para proveedores de alimentos y manufacturas livianas.
Freddy Ehlers, secretario general de la CAN, el ecuatoriano quien asiste a la negociación, dijo que se trata de un acuerdo integral y subrayó que los tres pilares sobre los que se sustenta tienen igual importancia.
Para Ehlers, la negociación del acuerdo de asociación “se efectúa de bloque a bloque, poniendo en evidencia la fortaleza de la CAN y la cohesión lograda, pese a todos los pronósticos en sentido contrario”.
El acuerdo reflejará el reconocimiento previo hecho entre los dos bloques acerca de las asimetrías que existen dentro de la CAN y entre ésta y la U.E., así como las sensibilidades de los primeros en temas específicos.
Ambas partes analizarán, en esta primera ronda, los objetivos y alcances de la negociación, los procedimientos y calendarios, así como los métodos y las modalidades de las negociaciones en cada uno de los tres grupos.
Ver comentarios