Logo La República

Miércoles, 21 de agosto de 2019



GLOBAL


Andinos y europeos dan largas a acuerdo comercial

| Viernes 19 junio, 2009



Fin de negociaciones se pospuso hasta julio
Andinos y europeos dan largas a acuerdo comercial
Banano y etanol están entre los temas polémicos entre ambas regiones

Bogotá
EFE

El Acuerdo Comercial Tripartito Unión Europea (UE)-Países Andinos se cerraría en julio próximo, tras concluir en Bogotá la cuarta ronda negociadora en la que quedaron pendientes asuntos relativos a aranceles, acceso a los mercados y propiedad intelectual.
Así lo confirmaron ayer los jefes de las delegaciones negociadoras de la UE, Colombia, Perú y Ecuador, quienes coincidieron en que “hubo importantes avances” en esta cuarta ronda celebrada esta semana en la capital colombiana.
En una rueda de prensa conjunta, todos estuvieron de acuerdo en que el próximo 20 de julio Lima acoja una reunión de trabajo, que ya no tendrá estatus de ronda negociadora, para cerrar los temas pendientes.
Se trataría de un acuerdo al que en esa fecha se sumarán Perú y Colombia, pero no Ecuador, que negocia a menor ritmo y retrasaría su incorporación hasta aclarar si la adopción de esos compromisos no son contrarios a su Constitución, dijo el jefe de la delegación de ese país, Mentor Villagómez.
Luis Guillermo Plata, anfitrión y ministro colombiano de Comercio, informó que los temas en los que aún no hay acuerdo son los relativos a los aranceles al banano y al azúcar, así como el mejor acceso de las materias primas y el etanol a los mercados.
Asimismo, deben seguir negociando en la mesa de propiedad intelectual, donde se discute la protección de la biodiversidad.
Por su lado, el negociador del equipo colombiano, Santiago Pardo, aclaró que los avances en la mesa de agricultura, considerada clave, se dieron en los campos de “disciplinas y aranceles, subsidios a la exportación para productos de ambos lados, y en las posibilidades de imponer salvaguardas a productos”.
Manifestó que en el caso de Colombia “ha presentado una solicitud de mejora de acceso al mercado europeo del banano, el azúcar y el etanol”.
La UE, por su lado, pidió que se mejoren las condiciones de acceso a los países andinos de los licores, las carnes y los lácteos con sus derivados procedentes de Europa.
Pardo insistió en que se seguirá negociando hasta “alcanzar un equilibrio”, al comentar que el objetivo es que las preferencias arancelarias de las que gozan estos países se conviertan en definitivas: “queremos pasar de un esquema temporal a estable”, matizó.
También dijo que esas preferencias deben incluir al banano y al azúcar, los productos agrícolas más sensibles y que no se contemplan ahora.
En el mismo sentido se expresó el ecuatoriano Villagómez, quien exigió una “necesaria solución al tema del banano en las dos instancias, en Ginebra, ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), y aquí”, en alusión a las negociaciones con la UE.
Villagómez hizo así referencia a la pugna entre los productores bananeros latinoamericanos y Europa desde hace más de 15 años por la reducción de aranceles.
Ecuador, el mayor exportador de ese fruto a Europa, se considera discriminado respecto a los productores africanos, que se benefician de arancel cero.
Aun así, el negociador reconoció que en esta cuarta ronda se ha avanzado “en asuntos aduaneros y obstáculos al comercio, pero quedan asuntos pendientes con la posibilidad de resolverlos en julio”.
Dejó claro que, aunque Ecuador participa en el proceso a propio ritmo, “ha trabajado a la par de Perú y Colombia”, pese a que no podrá cerrar el tratado comercial el mes próximo a causa de los temas sensibles que deberían cotejarse con la Constitución.
Por su lado, el negociador peruano, Eduardo Brandes, confesó que “ha sido un año y medio de duro trabajo”, al destacar que “lo importante es que este ritmo de trabajo permite cumplir con las expectativas”.
“Ya hay frutos con varias mesas cerradas, pero otras mesas necesitan más trabajo”, agregó, al anunciar que Perú “está listo” para recibir el 20 de julio en Lima a todos los delegados.