Analistas prevén que Ford siga evitando rescate
Enviar
Analistas prevén que Ford siga evitando rescate

Michigan- Ford Motor Co., el único de los grandes fabricantes de automóviles de Estados Unidos que sobrevive sin ayuda federal, ha subido a más del doble en Bolsa en las siete últimas semanas aun cuando se dispone a anunciar su mayor pérdida de primer trimestre en 17 años.
Es posible que la compañía diga el viernes que perdió $3.200 millones, o $1,33 por acción, la previsión promedio de cuatro analistas sondeados por Bloomberg respecto al trimestre. Los inversionistas hicieron subir Ford a $4,28 el miércoles en las operaciones combinadas de la Bolsa de Nueva York desde $1,87 el 4 de marzo por la expectativa de que la compañía será un sobreviviente vigoroso cuando la industria automovilística de Estados Unidos emerja del peor ciclo de ventas en 27 años.

“Ford es un animal enteramente distinto” que General Motors Corp. y Chrysler LLC, dijo Jeffrey Spotts, gestor en Nueva York del Prophecy Fund, un fondo de inversión de $250 millones que viene acumulando acciones de Ford desde febrero. “Los consumidores no quieren comprar un automóvil a una compañía que aceptó dinero del Gobierno o que pudiera quebrar”.
La empresa con sede central en Dearborn, estado de Michigan, se está beneficiando del creciente parecer en Wall Street de que no pedirá ni un rescate ni un concurso de acreedores. Las reducciones de gastos de Ford le permitirán evitar la ayuda federal en un mercado estadounidense que sigue teniendo un ritmo anual de ventas de unos 9 millones de vehículos, tasa no vista desde el cuarto trimestre de 1981, dijo el director financiero de Ford, Lewis Booth, a los analistas en el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York el mes pasado.
Un vocero de Ford, Bill Collins, se negó a hacer comentarios sobre los resultados del primer trimestre.
El jefe ejecutivo de General Motors, Fritz Henderson, dijo el 17 de abril que el mayor fabricante de automóviles de Estados Unidos se acogerá a la protección del tribunal de quiebras a menos que pueda reestructurar su deuda extrajudicialmente para el 1 de junio. GM está operando con $13.400 millones de préstamos federales.
Chrysler, la cual está operando con $4 mil millones de ayuda gubernamental, tiene hasta el 1 de mayo para formar una alianza con la empresa italiana Fiat SpA o perder toda asistencia federal de ahí en adelante. Sin ese respaldo, es probable que el tercer fabricante de automóviles de Estados Unidos sea liquidado en un proceso de bancarrota, ha dicho el jefe ejecutivo Bob Nardelli.
Los analistas han emitido informes favorables sobre Ford desde que tuvieron una reunión con Booth, incluso una recomendación de compra el 21 de abril por Goldman Sachs. Dieron como razones el acuerdo del 9 de marzo con el sindicato United Auto Workers que redujo el gasto anual de la empresa en mano de obra por $500 millones y la reestructuración de la deuda finalizada el 3 de abril que redujo la cartera de empréstitos un 38%.
“Contrario a General Motors, no prevemos una quiebra en Ford, la cual creemos tiene suficiente liquidez para continuar operando hasta fines del 2010 sin fondos adicionales”, escribió Patrick Arcambault, analista de Goldman. “Como es probable que General Motors y Chrysler se declaren en quiebra en las próximas semanas, a nuestro modo de ver, pensamos que se han creado las condiciones para un cambio fundamental en la estructura de la industria automovilística de Estados Unidos”.
Ford subió 19 centavos, o un 4,4%, a $4,47 a las 9:48 hora local en la Bolsa de Nueva York. Al cierre del miércoles, las acciones habían subido un 87% este año. Esta es la séptima mayor alza entre las acciones del Índice Standard & Poor’s 500.

Ver comentarios