Enviar
Amuletos tailandeses cautivan a Hollywood

Tallas de bebé bicéfalo, penes, Buda y monjes forman parte del bien surtido mercado de los amuletos mágicos de Tailandia, que ha cautivado a estrellas de Hollywood como Steven Seagal y Jackie Chan.
Esta pasión por los talismanes antiguos o realizados por aquellos monjes budistas destacados por sus predicciones o conocimiento hace que algunos coleccionistas o devotos lleguen a pagar hasta $100 mil por uno.
Los amuletos más normales, que son la mayoría, se pueden adquirir por una suma de dinero relativamente baja en los puestos callejeros, comercios especializados o los recibe la gente al hacer un donativo a un monasterio.
Los apasionados por estos talismanes consagrados aseguran que al portarlos colgados alrededor del cuello tienen la suerte de su lado, llaman al dinero y el amor y se protegen de cualquier ataque por parte de un enemigo.
“Hace 30 años no había tiendas de amuletos porque solo se podían conseguir en el templo o intercambiándolos con alguien, pero en los últimos años se ha convertido en un negocio”, explica Worarat Thanompanyarak, un vendedor del bazar.
Seagal se gastó $3 mil en medallones de Buda y el dios hindú Ganesha en una de sus frecuentes visitas a Tailandia.
“Steven Seagal y Jackie Chan no tienen que preocuparse, ahora estarán protegidos cuando participen en escenas peligrosas o si los ataca algún enemigo”, aseguró Thanompanyarak
“El poder de los talismanes depende de la fe de quien los lleva”, aseveró el tendero.
La tradición de los amuletos no proviene de Buda, quien predicaba contra la magia esotérica, sino de las influencias previas animista e hindú que se mezclaron con el budismo en Tailandia.
Es raro aquel tailandés sin una pulsera o un collar bendecido por un monje o un asceta, y abundan cada vez más aquellos que se cuelgan alrededor del cuello hasta seis o siete medallones con escrituras esotéricas en pali o jemer, con el consiguiente peso que conlleva.

Bangkok / EFE
Ver comentarios