Ampliación al Caribe se queda en el camino
Manifestantes de grupo Fuerza Caribe aplicaron tortuguismo en San José este martes. Marco Monge/La República
Enviar

Cuestionamientos podrían arreglarse en el Congreso

Ampliación al Caribe se queda en el camino

Aprobar proyecto chino antes del cambio de Gobierno es algo lejano

Ampliar la ruta 32 es una urgencia nacional, hacerlo por medio del proyecto chino con el financiamiento de $465 millones y la construcción a cargo de la firma CHEC parece ser la solución más cercana y realista para lograrlo en los próximos años.
Modernizar la vía entre el cruce de Río Frío y la entrada al Caribe a lo largo de 107 kilómetros beneficiaría a 45 mil conductores que transitan a diario por esta zona, incluidos los transportistas de mercancías que viajan a Moín.
Mientras la propuesta del crédito chino enfrenta cuestionamientos y críticas, un grupo de vecinos de diferentes comunidades limonenses marchó este martes hasta la capital para pedir a los diputados que aprueben el proyecto y permitan el desarrollo de la provincia.
El escenario es complejo, pero el proyecto chino es la opción real más factible para lograr que la ampliación de la carretera a Limón sea posible.
Un acuerdo entre el Gobierno de China y el de Costa Rica abrió la puerta para que el préstamo de $465 millones se otorgara al país con el fin de mejorar la ruta 32.
El dinero saldrá del Banco de Exportaciones e Importaciones de China —una parte en yuanes y otra en dólares— y se complementará con una contrapartida local de $20 millones.
Construir la obra estará a cargo de la empresa china CHEC mediante un contrato directo entre esa firma oriental y el Conavi.
La aprobación del crédito se encuentra actualmente en la Asamblea con dictamen positivo y en discusión ante plenario.
Incluso la estrategia de los diputados es mejorar el proyecto y acatar las recomendaciones hechas por la Contraloría y el departamento de Servicios Técnicos antes de la aprobación.
Entre los cambios destaca la obligación de que la empresa china CHEC contrate un 50% de mano de obra nacional para construir la ruta.
El beneficio de modernizar la ruta se traduciría en mejores condiciones de infraestructura vial para los 45 mil conductores que utilizan la vía a diario y en menos gastos de transportes para importadores y exportadores.
Además, se podría reducir en al menos media hora el viaje entre la capital y Limón con el fin de minimizar costos operativos a las empresas.
La ampliación de la vía se une a la construcción de la terminal de contenedores en Moín y a la apertura de la zona económica especial que impulsarán el desarrollo en la región.
Esta semana varios grupos del Caribe presentaron documentos y marcharon hasta la Asamblea Legislativa con el fin de pedir a los diputados que aprueben cuanto antes el proyecto chino para construir la carretera.
Por otra parte, un grupo de empresarios privados presentó una opción diferente a la del Gobierno para desarrollar el proyecto a un costo menor y con mano de obra nacional.
Sin embargo, esta oferta no cuenta con un precio definido y carece de apoyo en el Poder Ejecutivo.

201403252155230.n44.jpg

Manuel Avendaño
[email protected]
@MavendanoLR

Ver comentarios