Enviar
Proyecto tiene nueve meses de atraso
Ampliación de vía de San Francisco a paso lento

• Pocas cuadrillas trabajan en los trabajos pendientes

Danny Canales
[email protected]

A pesar de que el proyecto para ampliar la ruta entre Zapote y La Colina, en Curridabat, tiene nueve meses de atraso, es escaso el personal que se observa en la construcción de las obras pendientes.
Un proyecto de menos de 4 kilómetros de extensión le ha llevado al Gobierno casi 22 meses de trabajo y aún falta mucho por realizar.
El atraso, a su vez, ha encarecido la obra en unos ¢500 millones.
La obra comprende la ampliación a cuatro carriles —dos por sentido— desde la iglesia católica de Zapote hasta la localidad de La Colina.
En un recorrido realizado el viernes por un equipo de LA REPUBLICA se corroboró que los trabajos entre el parque de San Francisco de Dos Ríos y el bar Tierra Colombiana están prácticamente abandonados.
En ese tramo de un kilómetro se chorreó una delgada capa de asfalto para paliar el polvo, debido sobre todo a la presión de los vecinos, pero de la construcción de la calzada, caños y aceras no se sabe nada.
LA REPUBLICA intentó conocer las razones que impiden concluir los trabajos, pero ni en el consorcio Santa Fe-Holcim, encargado de las obras, ni en el Consejo Nacional de Vialidad, ni en el despacho de Pedro Castro, viceministro de Obras Públicas, respondieron al mensaje que se les dejó para que devolvieran la llamada.
En anteriores consultas en el Consejo Nacional de Vialidad justificaron el atraso en la lentitud de algunas instituciones públicas en reubicar los servicios públicos.
En el recorrido realizado por este diario se comprobó que a estas alturas un grupo de trabajadores de Acueductos y Alcantarillados todavía trabaja en la colocación de tubería.
Hasta el momento el avance más importante se registra en el tramo entre Zapote y San Francisco. En ese punto ya está por concluir la colocación de la última carpeta de concreto y unas ocho personas trabajan en los detalles menores.
No obstante, se conoció que la ampliación del puente sobre el río María Aguilar —ubicado a la altura de la ferretería El Lagar— deberá esperar, pues se pospuso debido a un cambio de última hora en el diseño. Es decir, por ahora el puente seguirá de dos carriles a pesar de que la ruta ofrecerá cuatro vías cuando sea habilitada.
También está atrasada la construcción del puente que se ubica a la entrada de La Colina, en donde hasta hace pocos días la empresa contratada comenzó con los trabajos del segundo carril. En esa obra es donde se concentra la mayor cantidad de trabajadores: unas 20 personas.
En lo que respecta a la carpeta asfáltica, en la entrada de La Colina hay tramos muy avanzados, aunque los vecinos reportan que desde hace unas tres semanas está abandonada la colocación de la última capa de concreto en tres de los cuatro carriles a la salida del Motel El Paraíso.
La demora en ese proyecto no solo afecta a los conductores, que deben manejar con mucho cuidado para no dañar el vehículo, sino también al comercio debido a que hay muchas aceras en mal estado que dificultan el acceso a algunos establecimientos y a las nubes de polvo que se levantan.
El Gobierno inició la ampliación de esta radial en abril de 2007 con la promesa de tenerla lista en mayo del año anterior, sin embargo, en este momento las autoridades no se atreven a pronosticar la fecha en que podrían concluir las obras.
Ver comentarios