Enviar
América Móvil entra en nueva era con millonaria multa

América Móvil SAB cayó a un récord de más de cinco meses por la multa de mil millones dólares de la agencia antimonopolio de México, que aumentó la presión sobre el mayor operador de telefonía móvil de América Latina para defender su cuota de mercado del 71% en su país de origen.
Las acciones de América Móvil cayeron 72 centavos, o 2,1%, a 33.27 pesos en la Ciudad de México. Las acciones anteriores se redujeron hasta un 2,3%, el mayor declive desde noviembre de 2009.
La Comisión Federal de Competencia evaluó la multa por prácticas monopólicas en el mercado de las cuotas cobradas a realizar las llamadas a una red inalámbrica, dijo América Móvil la noche del 15 de abril en una presentación ante la de bolsa de valores. La compañía con sede en la Ciudad de México, controlado por el multimillonario Carlos Slim, dijo que utilizará "cada una de las medidas de defensa a su disposición".
La multa, que puede llegar a ser reducida o anulada en los tribunales, señala las presiones reguladoras y la competencia en América Móvil en su mayor mercado está aumentando, dijo Christopher King, analista de Stifel Nicolaus & Co. en Baltimore. México representará el 39% de las ventas de América Móvil de este año y 49% de las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, el rey estimado.
"Hay claramente un enfoque más preciso en su posición competitiva”, dijo King en una entrevista. "Está claro que América Móvil tiene que entrar en una nueva era de un punto de vista competitivo, que tienen que ser más justo y prudente con respecto a sus prácticas empresariales".
Ejecutivos de América Móvil se negaron a comentar más allá de la declaración, dijo un funcionario que no puede ser nombrado en virtud de la política de empresa.
La compañía tenía 225 millones de suscriptores de telefonía móvil a finales del año pasado, incluyendo 64 millones en México. La compañía contaba con unos $9,24 mil millones en efectivo e inversiones a corto plazo a finales de 2010.
La compañía de la unidad móvil mexicana, Telcel, y su unidad de Teléfonos de México SAB de línea fija, han luchado este año por las tarifas de interconexión, que cada compañía tiene que pagar a los competidores para conectar las llamadas. Grupo Iusacell SA y Grupo Televisa SA, que controla los rivales de cable de Telmex, comenzaron una campaña de publicidad en febrero de la asociación de las tasas de precios de los servicios telefónicos en México.
Carlos García Moreno, director financiero de América Móvil, dijo a la prensa en marzo que la empresa ha estado reduciendo las tarifas de interconexión y que los precios son competitivos en términos de dólares con las tarifas aplicadas en los países europeos y latinoamericanos. Las cuotas son necesarias para promover la inversión en la industria inalámbrica, dijo.
Ambas partes han presentado quejas en contra de uno al otro de este año con la agencia de defensa de la competencia. La multa de mil millones dólares divulgada la semana pasada fue el resultado de una investigación iniciada por la comisión de competencia en 2006, dijo América Móvil.
Televisa aumenta la presión sobre América Móvil este mes, anunciando su intención de comprar una participación del 50% de Iusacell por $ 1,6 mil millones para entrar en el mercado de telefonía móvil en sí. Mientras que Iusacell, que tiene más de 4 millones de suscriptores, ha luchado por ganar cuota de mercado en México, se comprometió para ofrecer precios más bajos y de mayor calidad a los consumidores, dijo Emilio Azcárraga, consejero delegado de Televisa, en una entrevista este mes.
Ver comentarios