Enviar
América Latina y Europa ponen bases para abrir mercados aéreos

América Latina y la Unión Europea pusieron las bases para abrir mutuamente sus mercados de aviación civil durante la primera reunión de alto nivel entre representantes del sector de ambas regiones que comenzó ayer en Río de Janeiro.
Autoridades de ambas regiones firmaron ayer una declaración conjunta que reafirmó los acuerdos suscritos el lunes.
La UE firmó un memorando de entendimiento con la Comisión Latinoamericana de Aviación Civil (CLAC), que aglutina a 22 países, y dos acuerdos técnicos con Brasil, uno de seguridad y otro de servicios, que contribuirá para ofrecer garantías jurídicas a los operadores aéreos europeos.
A partir de ahora, Brasil reconocerá a la UE como un ente jurídico, por lo que podrá negociar acuerdos en el área de aviación con el bloque y además, el país suramericano reafirmó el reconocimiento de la idoneidad de todas las líneas aéreas europeas.
El acuerdo de seguridad “facilita la exportación e importación de productos aeronáuticos recortando los costes y reduciendo los procedimientos de verificación de su certificación y mantenimiento”, cita la declaración conjunta.
El titular de Defensa de Brasil, Nelson Jobim, comentó que el tráfico aéreo entre ambas regiones hasta ahora mueve “números ínfimos” y manifestó que “se debe aumentar la circulación de turistas”.
El ministro español de Fomento, José Blanco, que participó en calidad de representante de la Presidencia de turno de la UE, consideró que estos acuerdos con Brasil pueden constituir “un primer paso” hacia posteriores tratos similares con el resto de América Latina.
“Hasta el momento no existe ninguna negociación de cielos abiertos en Latinoamérica, aunque está previsto que el próximo consejo de ministros de Transporte de la Unión Europea acuerde iniciar unas negociaciones con Brasil, que esperamos lleguen a buen término lo antes posible”, dijo Blanco en la apertura del encuentro.
Asimismo, el ministro español resaltó avances tecnológicos que podrán contribuir a la apertura del mercado entre América Latina y la UE, como los programas AIRE y OPTIMI, que pretenden mejorar la gestión del tráfico aéreo entre Europa y el Atlántico Sur mediante la optimización de los recorridos y de los tiempos de vuelo.
Blanco lamentó que “no ha sido posible llegar a tiempo” para suscribir acuerdos en esta materia en la reunión de ayer, aunque manifestó su confianza en que “a lo largo de este año” se pueda alcanzar un consenso en relación a esos programas.
Los dos acuerdos firmados con Brasil entrarán en vigor el próximo 14 de julio, con ocasión de la Cumbre UE-Brasil que tendrá lugar en Brasilia.

Rio de Janeiro /EFE


Ver comentarios