Enviar
Sábado 9 Febrero, 2013

Con tasas de crecimiento previsto de un 4% para los próximos cinco años, y una participación proyectada en la economía mundial del 8% para 2020, América Latina tiene un papel importante que desempeñar en la recuperación de la economía global


América Latina, importante para el Reino Unido

Los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Londres 2012 serán recordados por la emoción y el orgullo que inspiraron en el Reino Unido y porque le dieron a mi país la oportunidad de mostrar al mundo lo que mejor sabe hacer. Ahora es el turno de Brasil, y es el turno de América Latina. Es una señal de la creciente influencia de esta región a nivel global.
América Latina es de verdad importante para mi país. Por eso, estamos ampliando nuestra red diplomática regional con nuevas Embajadas —como la de El Salvador, reabierta el año pasado, las de Haití y Paraguay que se abrirán este año, y nuestro Consulado General en Recife, inaugurado en 2011.
Con tasas de crecimiento previsto de un 4% para los próximos cinco años, y una participación proyectada en la economía mundial del 8% para 2020, América Latina tiene un papel importante que desempeñar en la recuperación de la economía global.
En materia de política exterior y de desafíos globales, estamos ampliando nuestro compromiso con socios en América Latina y fomentando nuestras alianzas tradicionales. Eso incluye trabajar con países de América Latina en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Desde el cambio climático hasta la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU, Oriente Medio y el desarrollo internacional, estamos colaborando cada vez más para alcanzar objetivos comunes. Los derechos humanos, por ejemplo, continúan siendo una parte importante de nuestro diálogo y mi país aplaude el esfuerzo de los gobiernos de la región para avanzar en esta materia.
Pero no podemos ignorar nuestra relación con Argentina, un país con el potencial de convertirse en uno de nuestros socios más dinámicos en la región. Debemos ser capaces de trabajar juntos en cuestiones que van desde el G20 al cambio climático, y de la lucha contra la proliferación de armas a la promoción de los derechos humanos, y esperamos que así sea en el Consejo de Seguridad de la ONU. No obstante, una relación completa y amigable no puede ir en desmedro de los derechos humanos y políticos de los habitantes de las Islas Falkland. El Reino Unido siempre respaldará esos derechos —incluida la decisión que tomen en el referéndum de marzo— y esperamos que otros países también lo hagan. Incluso si no estamos de acuerdo con la Argentina en esto, aún deberemos ser capaces de trabajar de manera constructiva en otros asuntos de interés regional e internacional, como lo hemos hecho en el pasado.
Nuestras relaciones con América Latina son fuertes y nos han vinculado por siglos a través de lazos comerciales, culturales y políticos. No tengo dudas de que continuará siendo así en los próximos años. El crecimiento de América Latina beneficia a su pueblo, beneficia a la economía mundial y también beneficia al Reino Unido.

Rt Hon Hugo Swire MP
Ministro de la Cancillería británica para América Latina