América desequilibra lucha contra consumo del tabaco
América se ha reducido el consumo del tabaco en un 15%, según una encuesta realizada en 2013, pero aún mueren anualmente aproximadamente un millón de personas. AFP / La República
Enviar

América desequilibra lucha contra consumo del tabaco

América ha avanzado en su lucha contra el tabaco y sus nocivos efectos, pero aún falta mucho para reducir el número de personas afectadas o que fallecen anualmente por el consumo de este "asesino silencioso", señaló la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Federico Hernández, representante de la OMS en Panamá, dijo que en América se ha reducido el consumo del tabaco en un 15%, según una encuesta realizada en 2013, pero aún mueren anualmente aproximadamente un millón de personas y otros ocho millones tienen algún problema de salud por ello.


"Conscientes de esta dramática situación es por lo que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y Mundial de la Salud está realizando acciones con los Estados miembros para la prevención y control de esta epidemia", señaló Hernández tras participar en la inauguración de un taller regional de dos días donde se analizará la Implementación del Convenio Marco de la OMS para el control del tabaco.
Indicó que en el taller se analizarán los "grados" de avance que tiene cada Estado Miembro en el cumplimiento del convenio, y la posibilidad de acordar posiciones comunes sobre temas del programa de la sexta Conferencia de las Partes (COP6), que se realizó el año pasado en Rotterdam.
En el taller regional participan representantes de más de 20 países del continente, además de miembros de organizaciones no gubernamentales y entidades privadas.
Hernández sostuvo que es primordial que los países de la región adopten leyes que permitan, entre otros aspectos, espacios "libres de humo" y que protejan contra la publicidad del tabaco, para que se avance de manera efectiva contra este problema.
"Es necesario que se adopten leyes para que cada vez sea más difícil que las personas, especialmente los niños, jóvenes y adolescentes, tengan acceso libre al tabaco", añadió.
Por su parte, el ministro panameño de Salud, Francisco Terriente, dijo que una de las tareas pendientes es la de analizar otros uso que se le está dando al tabaco en forma "disfrazada", como es el consumo de cigarrillos electrónicos, así como el de contar con leyes mucho más severas para castigar el contrabando de cigarrillos.
Destacó que en el caso de Panamá, debido a los controles y campañas que se han realizado a nivel nacional, se logró en 2013 reducir en más de un 50% las muertes relacionadas con el tabaco.
En ese sentido, Terriente indicó que el año pasado las estadísticas presentaron un total de 1.090 muertes relacionadas al consumo del tabaco, cuando en años anteriores las cifras rebasaban en más de 3 mil el número de víctimas.
Finalmente, Vera Da Costa e Silva, jefa del Secretariado para el Convenio Marco de la OMS, dijo que existen muchos desafíos porque el número de personas que siguen consumiendo tabaco en el mundo es muy grande, especialmente en Europa y América.
"Sigue siendo un desafío a pesar de que muchas personas afirman que todo está arreglado, porque aún tenemos muchos fumadores y un número significativo de fallecidos anualmente por enfermedades relacionadas al consumo del tabaco", señaló Da Costa e Silva durante su exposición en la actividad.
Sostuvo que si bien muchos países han avanzado en tomar acciones contra el consumo del tabaco, se encuentran con algunos obstáculos para hacer que sus intervenciones al respecto sean mucho más efectivas.
En particular, Da Costa e Silva mencionó la interferencia de la propia industria del tabaco, las pocas políticas públicas para su erradicación en algunos países de América, la ausencia a nivel nacional de una coordinación efectiva entre instituciones involucradas en el tema, y la falta de comunicación entre los sectores gubernamentales, sociedad civil y donantes.

Panamá/EFE


Ver comentarios