Ambiente pesará en plan fiscal
Es la primera vez que este país se sienta a hablar de estos temas, en especial en materia ambiental, lo cual es prioritario, por lo que se puede hacer más en gasto que en nuevos impuestos, indicó Leiner Vargas de la Universidad Nacional. Gerson Vargas/La República
Enviar

Concluye fase de consulta

Ambiente pesará en plan fiscal

Impuestos verdes, incentivos ambientales y multas son las novedades

Muchos y diversos, tanto públicos, como privados, fueron los sectores que se acercaron a dar ideas y ser críticos respecto a incorporar de forma más sostenible variables ambientales en temas fiscales.

201311212242540.n55.jpg
Nuevas políticas de impuestos verdes, mejor manejo de los recursos y sus destinos a sostenibilidad, así como impulsar el cobro a agentes contaminantes y una clara educación ambiental fueron los principales puntos sobre la última mesa de consolidación fiscal.
Unas 300 personas de todos los sectores participaron de la discusión, que propondría una tasa impositiva mayor a quien malgaste recursos naturales, y daría incentivos al consumo sostenible, siendo los autos nuevos o híbridos uno de los productos beneficiados.
“Es la primera vez en este país que el Ministerio de Hacienda se sienta seriamente para considerar el tema ambiental respecto a impuestos y sostenibilidad fiscal. Es importante encontrar un camino que vaya desde el desarrollo sostenible a lo fiscal y no al revés, para hacer bien las cosas”, señaló Leiner Vargas, economista y experto en temas tributarios ambientales de la Universidad Nacional.
Muchos consideraron que el mejor impuesto en términos de ambiente es el que no existe, por esto se deben tener beneficios fiscales a empresas y personas que son verdes y que benefician el ecosistema, porque esto le da un equilibrio a la sociedad respecto a la contaminación.
“Queremos que el tema de eficiencia energética sea bien evaluado por Hacienda, no podemos permitir que vehículos que vienen a contaminar, entren al país con facilidades,”, indicó Lilliana Aguilar, directora ejecutiva de la Asociación de Importadores de Vehículos.
Las asignaciones presupuestarias a ambiente superan los ¢30 mil millones por año en los últimos tres, los cuales se financian principalmente vía impuestos y colocaciones de títulos valores, indicó Marjorie Morera, directora general de Presupuesto Nacional.
Los sectores que se acercaron enfatizaron que se debe tener una política donde se necesitan líneas base, mediciones, para desarrollar un adecuado diseño del instrumento fiscal sobre ambiente.
“Si este es realizado para recaudar impuestos solamente, creo que la mesa está en el lugar equivocado, las otras mesas sí tienen que hablar de impuestos, pero sobre esta en particular la discusión es el ambiente, cómo generar instrumentos fiscales para propiciar un mejor medio ambiente”, enfatizó Vargas.
Visualizar el presupuesto ambiental solo da una mirada de cuanto gasta el Estado en mitigación o fomento del medio ambiente, sin embargo, debería incorporar a esta discusión el componente de las compras públicas, que deberían ser verdes en su totalidad.
“La matriz del Estado es impresionantemente contaminante, va desde los vehículos con cilindrajes muy altos que no son necesarios, esto incrementa la contaminación, gastos en combustibles que no son necesarios, se debe generar un ahorro en gastos verdes y bajo costo de combustible”, explicó Vargas, quien participó de forma dinámica.
El Estado tiene que insistir en el Gobierno electrónico para reducir gastos y el impacto sobre el medio ambiente.
En el tema de exoneraciones y beneficios fiscales respecto al medio ambiente es algo que se debe continuar, los participantes vieron con buenos ojos que se continúe perdonando el pago de impuestos principalmente en aquellos agentes económicos que realmente reducen su huella de carbono en sus procesos.

Fabio Parreaguirre
[email protected]
@fabiopLR

Ver comentarios