Enviar
Banco Mundial respalda gestión costarricense aunque alerta sobre debilidades
Ambiente con buena nota, pero con puntos negros

• Entidad otorgará crédito por $90 millones para el pago de Servicios Ambientales
• Denuncias por daños a la naturaleza aumentaron en un 50% el año anterior

Ernesto José Villalobos
[email protected]

La gestión del país para proteger el ambiente recibió un espaldarazo del Banco Mundial (BM), mediante el otorgamiento de una línea de crédito por $90 millones para fortalecer esa lucha.
De esos recursos, el 10% corresponde a una donación, mientras que el 50% recibirá un tratamiento especial, a través de condiciones que las autoridades locales han calificado como “muy favorables”.
Los fondos serán canalizados a impulsar la prevención del deterioro ambiental, a través del Programa de Pago por Servicios Ambientales,
No obstante, mientras el Banco reconoce como “fuera de este mundo” la posición del país frente al cambio climático, existen varios “puntos negros” sobre los cuales se llama la atención.
Entre ellos destaca la cantidad denuncias tramitadas por daños ambientales, las cuales el año anterior fueron 158 más que en 2007.
“Los daños ambientales no son más que parte de la criminalidad que enfrentamos los costarricenses; las construcciones en lugares protegidos, la destrucción de cuencas o la tala desmedida no pueden ser erradicadas de la noche a la mañana, sino que hará falta un esfuerzo mancomunado que involucre principalmente a los gobiernos locales”, adujo Roberto Dobles, ministro de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones.
El año pasado, el Tribunal Ambiental Administrativo (TAA), abrió 461 expedientes por delitos contra la naturaleza. Esto representa un 50% de incremento en las denuncias con respecto a 2007.
Los daños ocasionados a la zona de Moín por el incendio de la planta de químicos Holanda, la multa que deberán pagar dos instituciones del Estado por la afectación causada en el Parque Nacional Palo Verde y la destrucción de dos quebradas y una montaña a partir de la construcción del Proyecto Inmobiliario Hermosa Vista, en Puntarenas, figuran como algunos de los casos más sonados.
Cerca de la mitad de las denuncias se presentó por tala de bosque y afectación del recurso hídrico, mientras que la otra mitad correspondió a casos de movimientos de tierra (especialmente proyectos inmobiliarios), extracción de mineral y basureros clandestinos.
Los principales casos procesados por el tribunal sumaron una cifra superior a los ¢7 mil millones, en valoración de daño ambiental, es decir casi $13 millones.
Para 2009, la proyección de las autoridades ambientales es la de mantener el mayor control posible, sobre los desarrollos inmobiliarios y turísticos, pero además en el uso del recurso hídrico.

Ver comentarios