Amazon compite con Alibaba a través de su portal japonés
Foto Bloomberg
Enviar

Justo antes de que abran las tiendas en el distrito electrónico de Akihabara en Tokio, los autobuses traen turistas chinos que, armados con tarjetas de crédito, se apoderan de televisores, ollas arroceras y demás aparatos. Están en todas las grandes tiendas, comprando desde rimel para pestañas, hasta camisetas y otras mercancías.

El enamoramiento de China con los productos japoneses descubre ahora una nueva fuente de satisfacción: el internet. Y Amazon responde.

El 30 de junio, la minorista de internet lanzó reservadamente una versión en lengua china de su sitio de compras en Japón, junto a nuevas tarifas reducidas de envío para clientes particulares y empresas de China. Es otro ejemplo de cómo Amazon.com está evolucionando en Asia, a fin de crear nuevas fuentes de ingresos y compensar la falta de una mayor presencia en China, donde Alibaba Group Holding es quien domina. Por otro lado, el Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Japón prevé que la demanda china de comercio electrónico de Japón casi triplique los 2,34 billones de yenes ($22.500 millones) en 2019.

“La oportunidad es enorme", dijo Jasper Cheung, presidente de Amazon Japan. “Ya hemos aumentado por millones la selección que podemos exportar durante las últimas semanas”.

Los compradores chinos buscan productos auténticos fabricados en Japón, asustados por la leche contaminada para bebés y las mercaderías falsas que ofrecen las tiendas web en China. Aunque esto ayuda a una afluencia de compradores que viajan a Japón - 3,08 millones de turistas chinos han visitado el archipiélago en lo que va de año, lo que representa un aumento del 41% - también eleva la demanda de Amazon, Wandou y otros puntos de venta que ofrecen productos japoneses en la red.

La nueva iteración del portal de compras de Amazon Japan, en chino simplificado, ofrece millones de productos con más llegada. Los consumidores en la mayor economía asiática exigen acceso a marcas y calidad auténticas, desde ropa y cosméticos hasta productos para bebés y para la salud. Esa es la razón por la que Costco Wholesale tiene una tienda en Tmall.com de Alibaba, mientras que Macy’s y otras minoristas estadounidenses aceptan Alipay, como sistema de pago online.

La mayoría de las tarifas de envío desde Japón a China son de 500 a 600 yenes, alrededor de un tercio menos de lo que cuesta transportar artículos similares a Australia, según el sitio web. La entrega regular tarda entre 2 y 18 días. Antes de presionar el botón de compra, los compradores chinos pueden ver un desglose de los gastos de envío, entrega, aduana, y pagan en yuanes.

“Solíamos tener una sola opción para envíos a China, y ahora hemos añadido un menor costo de envío a China” dijo Cheung.

Amazon debutó en Japón en el 2000 como primer sitio web de la compañía en Asia, y ahora ofrece a sus miembros “Prime” en ese país servicios de envío el mismo día, vídeo, y otros complementarios por un abono anual. Si bien no da a conocer las cifras de ventas en Japón, sus ingresos internacionales cubrían un 33% del total del año pasado. Una prioridad clave para Amazon ahora es India, donde la compañía presentó recientemente su programa Prime y se prepara para competir con la local Flipkart.

Amazon también opera una tienda online en China, con productos locales, e incluso abrió una tienda en Tmall.com el año pasado para llegar a más compradores chinos.


Ver comentarios