Logo La República

Viernes, 23 de agosto de 2019



NACIONALES


Altos precios ponen servicio del INS al borde del cierre

Natasha Cambronero [email protected] | Martes 30 junio, 2009



Venta de repuestos que ofrece a través de su sitio en Internet enfrenta denuncia por eventual práctica monopolística
Altos precios ponen servicio del INS al borde del cierre
Dueños de vehículos deberán tener acceso a información sobre proveedores

Jacqueline Mora —una conductora vecina de Curridabat cuyo nombre real es protegido— luego de sufrir un accidente de tránsito cotizó los repuestos para su vehículo en el sistema INS Repuestos Virtuales. El costo por las partes superó los ¢1,7 millones.
La suma que le cobró el Instituto Nacional de Seguros (INS) le pareció excesiva, por lo que acudió a talleres independientes para comparar los precios y se dio cuenta de que las mismas piezas que necesitaba para arreglar su carro las podía obtener en ¢590 mil, un 66% más barato.
Quejas como esta ocasionaron que la Superintendencia de Pensiones (Supen) -—institución que tiene el recargo de la Intendencia de Seguros— presentara una denuncia contra el INS por posibles prácticas monopolísticas ante la Comisión para la Promoción de la Competencia.
En estas circunstancias, si el INS no corrige la situación, el servicio podría enfrentar un cierre.
“Encontramos que los repuestos son en unos casos más caros que el precio ofrecido en otras empresas, esto debe ser corregido inmediatamente y si no debe salir de operaciones”, señaló Javier Cascante, superintendente de pensiones.
Lo requerido implica informar a sus clientes sobre quién provee el repuesto y su clase, ya que la gente no puede elegir lo que compra.
Además, debe determinar antes del 10 de julio cuáles son los parámetros para elegir proveedores.
Las observaciones de la Superintendencia fueron vistas con buenos ojos en el Instituto.
“Este es un sistema muy nuevo y se creó para impedir la venta de repuestos robados que se estaba dando en el mercado, es obvio que tenga sus errores”, dijo Guillermo Constenla, presidente ejecutivo del INS.
Mientras a nivel jurídico se toma una decisión, tanto Jacqueline como otros clientes de la entidad han tenido que reunirse con un ajustador del INS, para que este les autorice a comprar los repuestos para arreglar sus vehículos en otros talleres.

Natasha Cambronero
[email protected]