Enviar

Alternativas para usar el aguinaldo

En estas fechas todos los analistas le van a recomendar que debe ahorrar su aguinaldo y procurar no malgastarlo. Es obvio que este es un sano consejo que en la mayoría de los casos solemos no tomar en cuenta.
Dada la dinámica de nuestros días, el aguinaldo se ha convertido en una especie de salvavidas para poder permanecer a flote en estas fechas navideñas; por ello, quizás sea mucho más interesante hacer comentarios de cómo usarlo con sensatez, en vez de volverle a recordar lo importante que es ahorrarlo.

1) Haga un inventario de sus necesidades financieras, bien sea que necesite pagar una deuda o reparar el carro, o pintar la casa. Trate de ser objetivo e identifique lo que realmente le va traer una mejor calidad de vida.

Por ejemplo, realizar un viaje es importante, pero quizás reparar el techo para evitar esa gotera que tantos dolores de cabeza le ha dado, le generará mayor calidad de vida en el corto plazo.

2) Añada al inventario opciones que le permitan ahorrar dinero; por ejemplo, cambiar los bombillos de la casa por ahorradores le puede reducir la factura eléctrica hasta en una 20%, así como reparar el drenaje de los excusados puede ahorrarle hasta un 30% de su factura de agua.

Considere también los descuentos por prepago; por ejemplo, los colegios suelen otorgar hasta un 10% de descuento si paga el año por adelantado, lo mismo ocurre con las cuotas de mantenimiento de algunos condominios, parqueos y otros servicios. Un 10% de descuento es mayor al 5,18% que ofrece en promedio el sistema bancario nacional.

3) Considere adquirir un seguro, los expertos llaman a esto formar una “Red de Seguridad Financiera”; en el país se ofrecen seguros contra incendio de bienes inmuebles, pérdidas, robos, para mascotas, equipos electrónicos, etc. Inclusive, hay opciones de cobertura si usted pierde el empleo; el seguro es una herramienta poderosa si se planifica bien.

4) Haga un balance final y establezca prioridades, como guía trate de dividir su aguinaldo en cuatro tramos, uno para cubrir una necesidad financiera, otro para cubrir una erogación que mejore su calidad de vida, otro para realizar un pago que le genere ahorro y uno final para adquirir un seguro.

Si le sobra dinero regálese algo que le guste, lo tiene bien merecido.

Alfredo Puerta, MBA
[email protected]
Twitter @alfredopuerta

Ver comentarios