Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



NACIONALES


Alternativa a la Caja: Seguros de medicina privada

Daniel Chacón [email protected] | Jueves 13 septiembre, 2012



Ventas de pólizas crecieron un 25% el año pasado
Alternativa a la Caja:Seguros de medicina privada

Ocho aseguradoras ofrecen pólizas de salud

La saturación de clínicas y hospitales públicos hace que continúe creciendo la venta de pólizas que permiten a las personas acudir a los centros de salud privados.
Por otro lado, los precios tienden a ser altos, así que existe oportunidad para desarrollar el negocio de los servicios limitados, pero eficientes.
En lo que a la expansión del concepto se refiere, desde hace muchos años el INS ha ofrecido pólizas de este tipo, y sigue dominando con un 80% del total del mercado.
Sin embargo, la competencia de las empresas privadas desde 2008, ha procurado que el valor de las pólizas de salud vendidas en 2011 llegue hasta $77 millones, es decir, un 25% más que el año anterior.
Para el consumidor, el rango de opciones es amplio; no obstante, los precios tienden a limitar la compra a personas de clase media alta y alta, mientras queda un espacio en el mercado para satisfacer las necesidades de otros potenciales clientes.
En lo que al costo se refiere, una póliza sencilla, que cubre atención en una clínica en caso de enfermedad o accidentes, hasta un tope de unos $200 mil, tiene un precio mensual de alrededor de $100 por persona, o sea unos $1.200 al año, aunque un paquete familiar o empresarial podría reducir el costo por persona.
Para el consumidor de este tipo de seguro, ya existen varios hospitales importantes, como la Bíblica, la Católica, el Cima, y la California, que disponen de equipos sofisticados para realizar cualquier tipo de tratamiento.
Hay además varias clínicas medianas, que brindan servicios especializados, desde tratamiento de los ojos, hasta pequeñas heridas y quebraduras.
La variedad de los tratamientos asegurados también ha crecido, actualmente se incluyen visitas al dentista, y hasta al psiquiatra.
Estos seguros cubren la totalidad o buena parte del costo por concepto de exámenes, consulta médica y tratamiento —incluyendo hospitalización y cirugía— en la mayoría de los casos.
En lo que a los médicos del sector privado se refiere, muchos de ellos son los mismos de la Caja, bien entrenados, que tienen derecho de trabajar por su propia cuenta, durante su tiempo libre.
“El costo de la póliza resultaría eficiente, si se toma en cuenta lo que costaría un tratamiento por accidente o enfermedad grave”, dijo Guiselle Hernández, jefe de operaciones del INS.
De hecho, existen pólizas de cobertura para gastos de hasta $2 millones, la persona —típicamente el ejecutivo viajero— puede incluso recibir atención médica en casi cualquier hospital o clínica del mundo, con una prima anual de unos $2.500.
Los precios exactos, así como los servicios, dependen de la aseguradora que escoja la persona, y de la póliza específica, además del rango de edad, sexo y padecimiento del asegurado.
El alto costo de la cobertura privada actual, implica que haya oportunidades en el mercado, que permitiría a la gente con menos recursos aprovechar algunos servicios, sobre todo en el área del diagnóstico, donde se presentan a menudo las filas más largas en los servicios de la Caja.
Dado que el diagnóstico no requiere tratamientos tan caros, sería una forma de elaborar pólizas más cómodas, para muchas personas.
“Una opción sería el prepago para este tipo de servicio, o planes familiares”, dijo Alvaro Castro, exgerente general de la aseguradora Mapfre.
Es aquí donde resulta necesario un modelo que permita a la clase media-media acceder a servicios de pediatría, ginecología, obstetricia, urología, odontología, que conforman la atención básica de salud.
Actualmente, ocho empresas de las 12 autorizadas para operar en el país, ofrecen 79 productos distintos dentro de la categoría de pólizas de accidentes y salud.

Johnny Castro
[email protected]