Enviar
Altas expectativas sobre Obama contagian al país


El inicio de la presidencia de Barack Obama en Estados Unidos ha levantado una ola de expectativas a nivel mundial debido a la posibilidad de construir una mayor cooperación con esta potencia.
Costa Rica no se escapa del fenómeno. La expectativa de una relación remozada que permita el intercambio de conocimiento en temas que van desde reforma migratoria y seguridad hasta investigación en fuentes de energía renovables es palpable en el país.


Luis Guillermo Solís
Analista internacional
Va a haber un cambio en las relaciones con Latinoamérica pero no en un plazo inmediato, esto porque el nuevo presidente tendrá como prioridad la crisis económica mundial y en materia de relaciones exteriores su gobierno se concentrará primero en temas relacionados a Afganistán, Irak, Irán, Gaza, Israel y Rusia.
Hillary Clinton, quien será la secretaria de Estado, ha dicho que habrá un cambio de rumbo hacia Latinoamérica, me parece que además del diálogo comercial, sobre migración y narcotráfico la agenda debe ampliarse a temas de desarrollo económico.


Elma Bejarano
Analista internacional
El nuevo Presidente estadounidense empezará primero por casa, pues la crisis económica de 2009 lo amerita.
A pesar de que hay mucha expectativa por las relaciones con América Latina estas tendrán que aguardar a un mediano plazo, pues hay otras prioridades en este sentido como el tema de Afganistán e Irak.
Una vez que se entable este nuevo diálogo con la región, el tema del empleo y el terrorismo deberían incluirse en la agenda.



Alberto Franco

Economista
Para nosotros lo más relevante en este momento va a ser la intensificación que se dará en las acciones del Gobierno Federal, a partir de la asunción de Obama al poder, con el objetivo de minimizar la duración y la profundidad de la recesión en ese país.
Esto es relevante para Costa Rica por los efectos indirectos que esas medidas podrían tener sobre el desempeño de nuestra propia economía en general y de sectores importantes de esta, como por ejemplo, el sector de exportación de bienes, la inversión extranjera, y el turismo.
Las limitaciones económicas y la mayor prioridad que Estados Unidos les seguirá otorgando a otros socios comerciales y políticos en el plano internacional, como China, Israel, Egipto y Paquistán significan que la cooperación económica para países latinoamericanos de mediano ingreso como Costa Rica, continuará siendo muy reducida y con tendencia a la baja.

Janina del Vecchio
Ministra de Seguridad
Los programas continúan más allá, aunque un nuevo gobierno ingrese al poder. Con la llegada de Barack Obama al poder, un hombre con gran sensibilidad social, se van a reforzar las relaciones con nuestro país, sobre todo que Costa Rica mantiene una estrecha y buena relación con las autoridades estadounidenses.
Es de gran satisfacción que un hombre joven como Obama llegue al poder con nuevas políticas que permitirán mejorar la labor en materia de seguridad.




Mario Zamora

Director de Migración y Extranjería
La llegada de Obama a la presidencia de Estados Unidos enriquece muchísimo a nuestro país, sobre todo en un momento en que se discute una reforma a la ley migratoria, presentada en sesiones extraordinarias. Costa Rica tiene oportunidades históricas porque la ley viene a incorporar criterios más avanzados en materia de migración. Muchos elementos que se discuten actualmente en Estados Unidos empezarían a ser discutidos en nuestro país, basándose en el modelo de los estadounidenses
Los inmigrantes indocumentados esperan que el nuevo mandatario permita su legalización. Los inmigrantes forman parte del motor de desarrollo y sostenibilidad de cualquier economía.
En nuestro país, por ejemplo, estamos tratando de ligar la migración con el desarrollo económico del Estado, exigiendo que los inmigrantes estén adscritos a la Caja Costarricense de Seguro Social.

Marco Vinicio Ruiz
Ministro de Comercio exterior
Una vez ratificado el Cafta, el empresariado costarricense no tiene de qué preocuparse, en su relación con Estados Unidos. La duda que surgió antes de que ese tratado quedara confirmado, ya no tiene ninguna validez, y por el contrario, se ve cómo la economía estadounidense ha comenzado a dar muestras de disponerse a reactivar su crecimiento; se han tomado medidas para incentivar el consumo interno y las exportaciones, lo cual debe ser más bien una oportunidad para los costarricenses con espíritu emprendedor y con visión a futuro.


Fernando Ocampo

Miembro de equipo negociador del Cafta
La relación de nuestro país con Estados Unidos está garantizada a nivel comercial, a través de lo estipulado en el Cafta; esta no se puede alterar fácilmente y los sectores productivos pueden tener plena tranquilidad de que se continuarán aplicando las condiciones definidas en el tratado. El cambio de gobierno en ese país no tiene por qué convertirse en un foco de duda o inseguridad para los sectores productivos costarricenses.



Timothy Scott
Presidente de la Asociación de Empresas de Zonas Francas
Estados Unidos es una economía que, aunque en algún grado de crisis, siempre genera oportunidades para hacer negocios. Es por mucho el primer socio comercial de Costa Rica y eso debe hacer recapacitar a los empresarios que quisieran adoptar una posición de alarma. El presidente electo Obama, tendrá sus manos llenas devolviendo el balance a la economía de su país, lo cual no les dejará tiempo ni a él ni a su equipo de gobierno, de pensar en cambios que pudieran afectar las relaciones comerciales con otros países o regiones.


Sergio Navas
Director Ejecutivo, Cámara de Exportadores de Costa Rica
El que alguien con buenas ideas y nuevos bríos asuma la presidencia del principal destino de las exportaciones costarricenses, representa un cambio positivo para el sector exportador nacional.
Las iniciativas que ha dejado ver el presidente Obama —relacionadas con producción verde, apertura hacia la aplicación de la tecnología, entre otras— deja ver buenas oportunidades para quienes producen para exportar, sobre todo con el Cafta vigente.


Gabriela Llobet
Directora de la Coalición de Iniciativas para el Desarrollo (Cinde)
Obama llega a generar confianza y positivismo entre la población estadounidense, esperamos que eso se contagie y que genere mayor productividad y que países como Costa Rica puedan verse beneficiados.
Conocemos que Obama habló en campaña sobre medidas que tomaría sobre las empresas que inviertan fuera de Estados Unidos, sin embargo es poco probable que eso se materialice. Lo más importante es que las acciones que tome puedan contribuir a que la industria estadounidense tome nuevos bríos y que con ello las implicaciones positivas lleguen aquí.



Enrique Egloff
Vicepresidente del Consejo de Desarrollo Inmobiliario
Hay expectativa en torno a las acciones que tome el gobierno de Estados Unidos y así como la Cámara de Representantes y el Senado, principalmente para el sector financiero. Lo primero que necesitan hacer es frenar el desempleo para reactivar las diversas actividades económicas. Nosotros vemos el cambio en Estados Unidos como una señal positiva.
Aquí tenemos que ser precavidos, diversificar mercados y eso tiene que ver con turismo, con inversión.



Julio Matamoros

Viceministro de Energía
El gobierno de Barack Obama apuesta por una independencia energética basada en energías renovables. Nosotros como país nos podríamos ver beneficiados de esa ola tecnológica que estará incentivada por la administración Obama. Costa Rica, como es un país que tiene alto potencial de energías renovables y somos importadores de energías creemos que podemos tener con el TLC un mayor campo de acción en tecnologías a menor costo. Esta ola de Estados Unidos podría generar un incentivo a nivel local en las energías renovables y a tecnologías eficientes.
Existe una feliz coincidencia entre los objetivos que nuestra sociedad debería percibir y tener como claros a nivel energético y las acciones del gobierno de Obama. Estamos viendo una mayor cantidad de oportunidades, de tratados, convenios y mayor inversión de energía renovable en nuestro país de una mejor manera. De hecho vamos a presentar a la Asamblea Legislativa un proyecto que intenta atraer al país una mayor inversión energética.


Ver comentarios