Alpízar duplicó castigo
Enviar
Alpízar duplicó castigo

Tranquila victoria del Saprissa ante Herediano sin argumentos

Eduardo Baldares
[email protected]

El cuento de siempre. Heredia suda, corre, presiona, ataca, trata, ¡cómo trata! Mas no puede. Sus lanzas se doblan en el áspero cuero del monstruo, hasta que este siente cosquillas, se enfada, despierta, contraataca, muerde. Hiere de muerte. Se ríe y se vuelve a dormir.
Repetitivo, tanto como los goles con los que Saprissa venció de nuevo al Herediano, 0-2, de visita como en la final de Invierno. El primer golpe mortal al minuto 4 y su copia al carbón, el remate, al 30. Por la misma vía, casi idénticos y con la misma piedra, Alejandro Alpízar. Con catapulta distinta: Michael Barrantes, luego Celso Borges.
Después de tenues intentos florenses, algodones en las manos de Fausto González, Barrantes globea al área, donde Alejandro la baja, se acomoda, la piensa, se peina, se recorta la barba, tira y Robert Arias se barre cuando la red devuelve la bola.

Otros tiros de escarpín heredianos y nuevo golpe morado. Igual al anterior, solo que en lugar de Michael es Celso Borges quien eleva para que Alpízar luzca su letalidad y Arias su lentitud.
A los tiritos locales la “S” responde con un cañonazo de la “Bala” Gómez que supera a Ricardo González y revienta arriba, cimbra la cabaña, casi la derrumba de tanta potencia.
Las rechiflas le llueven del
Rosabal a Javier Delgado, quien hila delgado culpando del mal desempeño colectivo general a Mario Camacho y Marvin Angulo, reemplazados prematuramente por Johnatan McDonald y Jafet Soto.
Pero el frío no está en las cobijas. Heredia no tiene sorpresa, se traba solo, entra cual mosca a la telaraña defensiva del monstruo. Adelanta filas pero sin movilidad, sin rotación de posiciones ni toques de primera.
Y Saprissa administra energías; tapa, corta, defiende; visualiza cómo, cuándo y dónde herir, lo hace y punto. El 0-2 le da aún mayor tranquilidad y afianza su postura táctica.
Tan seguro está Jeaustin Campos de que el botín de tres puntos no se lo quita nadie, que le dice el “misión cumplida” al matador Alpízar. Y lo manda a descansar.
En la segunda parte, más de lo mismo; quizás aderezado por un mayor énfasis ofensivo del Herediano, con igual atolondramiento o peor.
Sin argumentos para llevar peligro de pie a pie al marco morado, el “team” por la vía del pelotazo propicia par de entreveros con destino en las vallas publicitarias.



Síntesis


0 Herediano

Ricardo González; Carlos Johnson, Robert Arias, José Villalobos, Leonardo González; Félix Montoya, Marvin Angulo (Jafet Soto al 36), Jonathan Bolaños (André Moura al 68), Kenneth Vargas; Gerald Drummond y Mario Camacho (Jonathan McDonald al 36). D.T. Javier Delgado.

2 Saprissa

Fausto González; Try Benneth, Jervis Drummond, Víctor Cordero, Gabriel Badilla, Pablo Brenes; Michael Barrantes, Celso Borges (José L. López al 68), Armando Alonso; Ronald Gómez (Walter Centeno al 78) y Alejandro Alpízar (Alonso Solís al 46). D.T. Jeaustin Campos.

Goles: 0-1, Alejandro Alpízar al minuto 4. 0-2, de nuevo Alpízar, al 30.
Arbitro: Vinicio Mena.
Asistentes: Edgar Otárola y Leonel Leal.

El mejor: Alejandro Alpízar.
Estadio: Eladio Rosabal. Heredia, 5 p.m.





Aplausos…

• Frío. Sin miramientos. Alejandro Alpízar tuvo dos opciones y las dos las mandó a la red de Ricardo González.
• El orden táctico del Saprissa fue ejemplar. Gracias al abuso de gel y a su defensa, Fausto González ni se despeinó.

… y rechifla
• Más lento no pudo lucir Robert Arias en las jugadas de los dos goles morados, cuando se barrió a destiempo.
• Otro que no llegó en su día fue Johnatan Bolaños, pues un creativo que no crea es como un cómico sin gracia.

PIE DE FOTO
Jimmy Córdoba /La República
Alejandro Alpízar, figura en solo 45 minutos de acción. Más que suficiente.

Ver comentarios