Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



GLOBAL


Allegados a Trump le advierten que es hora de parar los tuits

Bloomberg | Jueves 08 junio, 2017

Los tuits hacen más que simplemente distraer de los intentos del gobierno de poner en primer plano las políticas de Trump. Bloomberg/La República


Los amigos y aliados más cercanos de Donald Trump han comenzado a advertir públicamente al Presidente de Estados Unidos que sus diatribas en Twitter están alimentando un caos en la Casa Blanca y podrían llegar a hacer peligrar su presidencia.

"El tuiteo está enloqueciendo a todo mundo, no se gana nada haciéndolo", dijo el íntimo amigo de Trump Tom Barrack, presidente de la junta directiva de Colony Northstar, en una conferencia en Nueva York.

La campaña de los partidarios más cercanos de Trump supone un extraordinario llamado a un comandante en jefe, una especie de intervención pública con el objetivo de convencer a Trump de que renuncie a un comportamiento que, según ellos, le está haciendo un daño duradero a su presidencia.

Los tuits hacen más que simplemente distraer de los intentos del gobierno de poner en primer plano las políticas de Trump. En todo el gobierno hay una sensación de caos, ya que los colaboradores de Trump sienten que no puede hacer planes y está constantemente a la defensiva debido a la incertidumbre sobre lo que el Presidente puede decir en Twitter o en otro lugar, cambiando de postura constantemente, dijo un exfuncionario del gobierno.

Un consultor de Washington cuyos clientes trabajan en estrecha colaboración con el gobierno dijo que los tuits alimentan una sensación de que la Casa Blanca está perdiendo el rumbo.

Las críticas de Barrack siguieron a una tormenta de tuits durante el fin de semana, desatada por el ataque terrorista de Londres que dejó un saldo de siete muertos. Trump criticó al alcalde londinense y al Departamento de Justicia de EE.UU. por la defensa legal de su prohibición de viajes.

Los tuits sorprendieron a los británicos y generaron días de distracción, eclipsando la presentación pública por parte de la Casa Blanca de un plan para reformar el sistema de control de tráfico aéreo estadounidense.

La primera súplica pública provino de un lugar inesperado: George Conway, un viejo amigo de Trump y esposo de la asesora de la Casa Blanca Kellyanne Conway.

"No se puede enfatizar lo suficiente que los tuits sobre asuntos legales socavan seriamente la agenda del gobierno y POTUS, y quienes lo apoyan, como yo, necesitan reforzar eso y no ser tímidos al respecto", escribió Conway en Twitter el lunes por la mañana en referencia a Trump por las siglas en inglés que significan "Presidente de Estados Unidos".