Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Alimentos son más caros por aceites comestibles

Redacción La República [email protected] | Miércoles 03 noviembre, 2010



Alimentos son más caros por aceites comestibles
Los aceites comestibles, que quedaron rezagados en el gran aumento que experimentaron este año los precios agrícolas, están a punto de alcanzar a los granos dado que una demanda récord disminuye las reservas como nunca en 17 años.
Datos del Departamento de Agricultura estadounidense muestran que las existencias de aceite de soja y aceite de palma, utilizados por Nestlé SA y Unilever y en todo desde la mayonesa Hellmann’s hasta las barritas Snickers, disminuirán 12% el año próximo cuando China e India incrementen un 11% el consumo. Los precios de los alimentos subieron en septiembre hasta el nivel más alto desde la crisis de 2008 que desencadenó disturbios en lugares como Haití y Egipto entre otros, dicen las Naciones Unidas.
“La economía china está creciendo y no hay ninguna razón para que el país consuma menos alimentos la semana próxima, el mes próximo o el año próximo”, dijo Steve Nicholson, especialista en compras de materias primas en International Food Products Corp., distribuidor y asesor en materia de ingredientes alimentarios en Fenton, Misuri. “Hemos podido producir más alimentos en los últimos 2 mil años, pero ¿podemos hacerlo con suficiente rapidez como para satisfacer la demanda de China y otras economías emergentes para evitar una crisis?”
La riqueza creciente en Brasil, India y China impulsa la demanda de granos, productos lácteos, carne y aceites comestibles. En tanto Sime Darby Bhd., el mayor productor de aceite de palma del mundo, se beneficia en este momento con los precios en alza, desde Pekín hasta Nueva Delhi, los Gobiernos intentan frenar la inflación en los alimentos aumentando las importaciones, limitando las exportaciones y vendiendo reservas. El consumo per cápita de aceites vegetales en China ha crecido a más del doble en un decenio, dijo Bill Nelson, economista principal en Doane Advisory Services Co., empresa de asesoramiento e investigación agrícola de Saint Louis.
La demanda récord de alimentos y biocombustibles puede combinarse con los retrasos de las siembras en Sudamérica y ampliar los incrementos de los aceites comestibles, dijo Murali Krishna P.V., máximo responsable ejecutivo de TransGraph Consulting Pvt., firma que asesora a Bunge Ltd. y Cadbury Plc.
La escasez de lluvia en la zona centro-occidental de Brasil está postergando la siembra en una región que produce 47% de la soja del país, la segunda cosecha más grande después de la de Estados Unidos.
Los productores del estado de Mato Grosso habían sembrado al 21 de octubre 16,4% de la zona prevista, en comparación con 36,8% un año atrás, dijo el instituto de investigación agrícola IMEA el 22 de octubre. Las siembras en las otras zonas del centro oeste de Goias y Mato Grosso do Sul también están retrasadas, dijo Marco Antonio dos Santos, meteorólogo de Somar Meteorologia Ltda., con sede en San Pablo.
La demanda de los inversores también explica el aumento de los precios y representa un riesgo para ulteriores recuperaciones de precios. Las bajas tasas de interés y un dólar más débil están alentando a algunos inversores a comprar materias primas, dijo Atul Chaturvedi, director ejecutivo de Adani Wilmar Ltd., el segundo importador más grande de aceite comestible de India.
“Si los Gobiernos se despiertan y comienzan a contraer la masa monetaria aumentando las tasas de interés, tal como hizo China, las materias primas perderán parte de su lustre”, dijo Chaturvedi.
Las lluvias en Brasil y Argentina, el segundo y tercer productores más grandes del mundo respectivamente, ayudarían a los cultivos, lo cual incrementaría potencialmente la oferta.

Londres