Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



NACIONALES


Alianza con el PUSC divide al PLN

Esteban Arrieta [email protected] | Miércoles 06 mayo, 2015

A mediados de abril, José María Figueres, presidente del PLN, recomendó a la fracción dejar en manos del PAC la presidencia del Congreso. Los legisladores no le hicieron caso. Cortesía Casa Presidencial/La República


Para algunos dirigentes es “patriotismo”, para otros, “cálculo electoral”

Alianza con el PUSC divide al PLN

Diputados insisten que objetivo es darle rumbo al Congreso

Unir fuerzas con su archienemigo histórico, el PUSC, para tomar el control del Congreso dividió a la dirigencia de Liberación Nacional en dos.
La conformación de ese bloque opositor es una iniciativa “patriótica” para darle rumbo al país, en momentos en que el PAC y Luis Guillermo Solís, no saben para dónde van, opinan algunos dirigentes verdiblancos.
Esa es la tesis que defienden los 18 legisladores de Liberación, así como dirigentes de peso como Francisco Antonio Pacheco, expresidente del PLN, y Alex Solís, excandidato a secretario liberacionista.
Por el contrario, otros militantes de ese partido señalan que la polémica decisión está revestida de trazos de la “vieja política tradicional y el cálculo electoral” y que, peor aún, tiene el potencial de revivir al PUSC de cara a 2018.
En este último grupo se encuentra José María Figueres, presidente del partido, quien señaló la debilidad del Gobierno ahora y el yerro de sus 18 diputados.
“En las últimas elecciones nacionales, Costa Rica votó por un cambio y en contra de la política tradicional. Consecuentes con ese mensaje, el nuevo Directorio del PLN, acordó realizar una respetuosa instancia a su fracción para que votara por su propia papeleta, pero los diputados no acogieron la recomendación”, indicó Figueres.
En ese sentido, la mejor decisión era haber dejado toda la responsabilidad al PAC y a Solís de administrar el aparato estatal desde Zapote y Cuesta de Moras y no propiciar un “cogobierno” como ahora, agrega Fernando Berrocal, exministro de Seguridad y dirigente verdiblanco.
Gracias a la oposición a los impuestos y a su deseo de recortar el gasto público, el PLN, el PUSC y cuatro partidos minoritarios más, se unieron el viernes para controlar el Congreso.
Asimismo, se repartirán puestos claves en las comisiones más importantes como el foro de hacendarios, ingreso y gasto público y asuntos jurídicos.
Ayer, esas agrupaciones dieron a conocer una agenda de trabajo para este segundo año de trabajo del Congreso.
Los diputados verdiblancos rechazan completamente las insinuaciones de vieja política y cálculo electoral y, por el contrario, consideran que su posición es patriótica.
“Desde el primer día señalamos que nuestro objetivo es hacer una oposición responsable y así lo hemos hecho y lo demuestran los proyectos que se han aprobado. Por otra parte, consideramos que a este Gobierno le falta rumbo y que la oposición le puede ayudar a encontrarlo si nos uníamos y por eso lo hicimos”, indicó Sandra Piszk, legisladora del PLN.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR