Alianza del Pacífico, una ventana al mundo
Enviar

La Alianza del Pacífico ha logrado grandes beneficios para los países que la integran (México, Colombia, Perú y Chile), de los cuales Costa Rica podría beneficiarse si finalmente se adhiere a ese bloque comercial.

Luego de seis años de existencia, la Alianza ha logrado que gran parte de los productos que se comercian entre estos países tengan cero arancel y que se impulse el turismo entre estas naciones.

El reto de las autoridades y los empresarios de los países que conforman esta iniciativa es eliminar las barreras no arancelarias con el fin de tener un mercado más competitivo y dinámico.

“Actualmente, México debe consolidar sus alianzas con el mundo y diversificarse. La Alianza del Pacífico es un gran ejemplo de lo que pragmáticamente, cuatro gobiernos unidos con sus sectores privados pueden lograr en poco tiempo”, comentó Rodrigo Contreras, director para América Latina y el Caribe del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce).

Si bien hay un arduo trabajo por hacer para consolidar la alianza, a la fecha se ha logrado avanzar con una visión de libre comercio y consolidación como bloque en un mundo globalizado.

Entre los retos que deben establecer los cuatro países están la simplificación de trámites de exportación por medio de ventanillas únicas, interconectar los sistemas y minimizar costos aduaneros.

La expectativa por el tratado ha hecho que exista un total de 52 países observadores, incluido Costa Rica, el cual lleva a cabo un proceso para adherirse como miembro del bloque.

"La Alianza del Pacífico es un mecanismo incluyente para aquellos países que compartan la visión de libre comercio.

El establecimiento de negociaciones muestra la disposición de los países miembros para buscar sinergias con estados dispuestos a unirse y generar ventajas para las poblaciones de sus países.

“Centroamérica, y Costa Rica por supuesto, son claves para el desarrollo de las cadenas regionales de valor de los productos de la Alianza del Pacífico. Compartimos idioma, compaginamos culturas y complementamos economías; esto debe ser el impulso que nos lleve a sentarnos a ver de qué manera cooperamos, públicos y privados”, sostuvo el representante mexicano.

BENEFICIOS DE LA ALIANZA

El 92% del universo arancelario está ya en cero y pronto será el 100%, lo que facilitará los flujos de comercio, sobre todo para empresas que no veían cerca lograr exportaciones.

Ya no hay exigencias de visas de turistas entre los cuatro países, lo que ha detonado un aumento de turismo que estaba cautivo.

Se facilita el flujo de servicios con la experiencia de cada país, para tener un mayor dinamismo en sus economías.

El sector privado trabaja en forma conjunta para buscar propuestas que permitan eliminar las barreras no arancelarias que aún existen entre los países, con el fin de ser competitivos como bloque y así llegar a otros mercados que, como naciones individuales, se hace imposible en la actualidad.


Fuente: Comce