Emilio Bruce

Emilio Bruce

Enviar
Viernes 6 Febrero, 2015

Criticar por destruir no se vale. No hacer nada en Gobierno, tampoco


¿Alguna meta?

Decía el “gato misterioso” en el cuento Alicia en el País de las Maravillas que para alguien que no sabe dónde se dirige, todos los caminos son buenos. Creo que esa sentencia es de actual aplicación. ¿Qué país queremos y qué país nos están construyendo?
Deseo que hoy pensemos sobre el derrotero de país y sobre las metas que en el mismo existen, sus planes, programas y su estrategia nacional.
¿Conocen ustedes la estrategia nacional? ¿Conocen ustedes la senda trazada por el Plan Nacional de Desarrollo para estos próximos cuatro años? ¿Alguna meta valiosa que el Gobierno haya compartido con los ciudadanos?
Del Plan Nacional de Desarrollo conozco una, y es disminuir el desempleo a niveles de un 8% y ya esa meta está frustrada porque el desempleo con las personas que perdieron su trabajo en los últimos tres meses excede el 10%.


Gracias a la caída de los precios del petróleo la meta de inflación del Banco Central será cumplida, pero los factores que permitirán su cumplimiento son generados en el exterior y no es resorte nuestro que se hayan dado.
Otra meta presidencial es gastar la totalidad del presupuesto nacional en cada dependencia que reciba los recursos y este creció un 19,6% respecto del año inmediato anterior. Gastar siempre es más fácil que recaudar.
¿Ya hicieron la debida contabilización de los 117 automóviles “perdidos” en Casa Presidencial?
¿Corrigieron las pérdidas de Racsa que fueron denunciadas en el “Discurso de los 100 días”?
¿Ya fue traspasada y desocupada la casa de Incop? ¿Y la casa de Japdeva que no fue mencionada pero que resulta en un caso similar a la de Incop?
Pregunto, ¿el resto de las denuncias hechas entonces y que el Presidente de Costa Rica fijó como asuntos de importancia y a resolver de inmediato, ya se arreglaron?
San Agustín sentenciaba que si a la meta das la espalda nunca lograrás alcanzarla.
Todas esas metas, sin embargo, en forma alguna me indican para dónde se dirige el país. Y es ese imperativo al que debemos de manera intensa abocarnos. ¿Hacia dónde nos dirigimos?
Vamos a escándalo por semana. Ya comienzan a salir del Gobierno de Costa Rica las primeras personas. Dos imprudentes embajadores que no eran de carrera sino designaciones políticas fueron destituidos. Un Ministro de calidad ya deja su puesto. Otros que deberían de haberse marchado aún no lo hacen. La jerarquía de la Iglesia luterana está ya colocada.
Creo que ha llegado el momento para los partidos de oposición al Gobierno Solís de buscar, de manera activa y patriótica, un acuerdo nacional que permita desde la Asamblea Legislativa aprobar un grupo importante de proyectos que impulsen al país por la senda correcta.
Es el momento de que todos acuerden las coincidencias legislativas y den paso a una aprobación seria y sistemática de las leyes que Costa Rica requiere. Hay que salvar “la tanda”.
Todos debemos de recordar siempre que en nuestro pensamiento debe privar la idea de que la Patria es primero. Criticar por destruir no se vale. No hacer nada en Gobierno tampoco.

Emilio R. Bruce
Profesor
[email protected]