Enviar

La pesadilla en Europa

La zona euro ha sufrido con fuerza la reducción de la calificación de riesgo a la categoría de “Bonos Basura” o de alto riesgo de Grecia, ocasionada por la crítica situación fiscal que presentaba.
Si bien el déficit fiscal puede afectar a cualquier economía; en el caso europeo, la situación se complica un poco debido al alto nivel de endeudamiento, lo que eleva el riesgo de incumplimiento.
En la zona euro, el total de la deuda pública o soberana emitida en el mercado internacional representa en promedio cerca del 74% del Producto Interno Bruto (PIB).
Durante 2009, la zona euro sufrió una caída importante del crecimiento de su economía y una aceleración en el desempleo, que continúa siendo muy elevado sobre todo en la franja de edades entre 15 y 24 años, que se mantiene sobre el 20%.
Sin embargo, los indicadores relacionados con la producción y el consumo habían comenzado a reaccionar, impulsando la recuperación con cifras mucho más fuertes y significativas que las presentadas por la economía norteamericana.
En virtud de lo anterior, el euro logró cotizarse cerca de los $1,50 por euro, generando una fuerte expectativa para los inversionistas que veían a la zona muy atractiva para 2011.
A pesar de la recaída, los indicadores de la zona euro actualmente, siguen siendo positivos, lo cual se ha evidenciado en su expectativa de crecimiento y en la cotización de su moneda.
Grecia fue el último país en entrar a la zona euro y aprovechó esto para generar un nivel de crecimiento del 4,2% anual en los últimos cinco años, con un gran desarrollo de su infraestructura. Pero este incremento desmesurado de sus gastos internos y la disminución de sus ingresos por exportaciones de productos le confirieron un alto déficit fiscal.
El déficit para mayo de 2010 se estimó en un 13,6% del PIB, uno de los más altos del mundo, lo que obligó a las autoridades monetarias de la zona euro a tomar medidas que todavía hoy en día persisten y que sostienen muy frágilmente la recuperación.
Una situación similar se espera de Portugal, ya que las autoridades económicas de la zona le exigirán mayores controles para el control de su déficit en el presupuesto de 2011 y que podría traer mayores preocupaciones.
La percepción de los inversionistas es que el mercado de bonos soberanos europeo se mantiene gracias al estímulo de las autoridades monetarias, y esto se refleja en el incremento de los rendimientos que muestran estos títulos que pasaron del 6% luego de la ayuda a casi un 10% esta semana.
No obstante, estos incrementos pueden verse limitados, afectando las ganancias para los inversionistas, ya que todavía se teme por un posible incumplimiento en el pago de las deudas de Grecia, Portugal e Irlanda.

Consultor Estrategia Financiera, LLC
[email protected]

Ver comentarios