Alexis y Neymar, la solución
Alexis Sánchez logró su sétimo gol esta temporada para darle la victoria al Barcelona. Lluis Gene-AFP/La República
Enviar

Alexis y Neymar, la solución

Barça vence por la mínima al Espanyol y sigue de superlíder

El Barcelona se llevó por la mínima el derbi catalán (1-0), tras doblegar a un Espanyol que le puso las cosas muy difíciles al líder y que solo claudicó ante una brillante jugada de Neymar, que encontró nuevamente el jugador más en forma del equipo catalán en las áreas rivales, el chileno Alexis Sánchez.
Desaparecido Lionel Messi, en un estado de forma preocupante, Neymar y Alexis se han echado a su equipo a la espalda, y una vez más los goles del chileno y las asistencias del brasileño sacaron de un apuro a un Barça que es una caricatura del que deslumbró con su estilo de juego.
Al Espanyol le salió una primera parte redonda, y aunque se le complicó en los instantes finales, en que Alves envió un balón al palo, siempre tuvo el encuentro donde quiso, y especialmente donde marcó su trivote, formado por Víctor Sánchez, David López y Abraham, quienes resultaron inexpugnables.
El Barcelona quedó atrapado en un juego carente de velocidad y profundidad, debido tanto a que no supo superar la presión que le ejerció su rival como a una falta de conexión con jugadores como Alexis, Messi y Neymar, quienes a la postre debían definir.
Al Espanyol no le importó llevar a diez jugadores dentro del área para defender una acción de ataque, como al instante siguiente montar un contragolpe letal y dejar en evidencia a la defensa azulgrana.
Así lo hizo Thievy en la primera acción del partido, aunque después de amagar hasta en tres ocasiones su disparo acabó en Montoya.
A poco de llegar a la media hora, una buena acción del Barça con una diagonal de Iniesta a Alves, este de primera envió de cabeza a Alexis, quien de volea remató, pero el balón lo rechazó Fuentes.
Después de una falta directa sin consecuencia ejecutada por Messi, Víctor Sánchez tuvo la mejor ocasión del Espanyol, en una indecisión de Alves ante la salida de Valdés. El portero interceptó el balón cuando el españolista había metido bien el pie para intentar marcar el gol.
En el tramo final de la primera parte, al Espanyol se le hicieron muy largos los minutos, en los que el Barcelona apretó y en una doble acción pudo haber marcado gol. Primero fue un remate desde la frontal de Iniesta, que Casilla desvió, y en la continuación, Alves montó una pared con un compañero y lanzó un durísimo disparo que acabó en el poste.
Al Barça le sentó bien el descanso. Encontró más el juego interior, algo a lo que colaboró un desaparecido Messi, y el Espanyol, aunque no desatendió su faceta defensiva, fue menos explosivo, al acusar el esfuerzo físico.
Ante este panorama, el Barça fue de menos a más y Neymar, encaró a tres defensas, coló el balón por debajo de las piernas de uno de ellos y fue hacia el segundo palo donde apareció la pierna de Alexis para abrir el marcador (1-0), con su sétimo gol de la temporada.
Lejos a aprovechar el golpe sobre el rival, el Barcelona perdió el control del partido y el Espanyol se echó encima, con aproximaciones peligrosas, como en un disparo de Sergio García y en un remate de cabeza de Lanzarote.
El Barcelona vivió los instantes finales con la angustia de que el Espanyol resolviese en gol algunas de sus numerosas ocasiones, ya que fue incapaz de controlar el centro del campo, algo ya habitual en los últimos partidos. Pedro, a falta de dos minutos, tuvo el 2-0, pero falló en el uno contra uno.

Barcelona/EFE

Ver comentarios