Enviar
Alerta en el fútbol nacional
La captura de Minor Vargas en Estados Unidos, pone en riesgo la existencia de al menos seis equipos

Barrio México y Brujas de la primera división, Ramonense, Turrialba, Belén y Cartagena, de la segunda, podrían ser las primeras víctimas de la captura de Minor Vargas, que se dio el martes en Estados Unidos.
Todos estos equipos tienen como su principal fuente de ingresos el patrocinio del Grupo Icono, presidido por Vargas, por lo que la incertidumbre de lo que les espera fue la constante el día de ayer.
Por otra parte, Vargas y compañía administraban los estadios “Cuty” Monge de la localidad de Desamparados, Colleya Fonseca de Guadalupe y ST Center de Aserrí.
Asimismo participó en la remodelación de los estadios Carlos Ugalde Alvarez de San Carlos y Juan Gobán de Limón.
La Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC) acusó a la compañía costarricense Provident Capital Indemnity (PCI), de la cual Vargas también es su jerarca, del fraude de más de $670 millones en bonos respaldados por seguros de vida en Estados Unidos y el extranjero.
La acusación, formulada ante un tribunal del estado de Virginia, contempla cargos contra el presidente de la compañía, Minor Vargas y Jorge L. Castillo, de 55 años, quien actuaba como “supuesto auditor externo”, según detalló la agencia EFE.
Vargas fue arrestado en el aeropuerto JFK de Nueva York y Castillo en Nueva Jersey. “PCI está acusada de engañar a inversores de todo el mundo para que vendiesen más de $670 millones en bonos de garantía que luego resultaron carecer de valor”, explicó el fiscal Neil H. MacBride.
En caso de ser condenados, Vargas, y Castillo pueden enfrentar penas de 20 años de cárcel.
Entre 2004 y 2010, la empresa vendió cerca de $670 millones de bonos a empresas inversoras localizadas en Estados Unidos, Holanda, Alemania y Canadá, entre otros países, que pagaban intereses anticipados de entre el 6%y el 11 % del valor antes de que PCI emitiese los bonos.
Los acusados supuestamente defraudaron a miles de clientes distorsionando el valor de “bonos de garantía financiera”, que estaban supuestamente respaldados por seguros de vida.

Cristian Williams
[email protected]


Ver comentarios