“Alcance de Ruta 32 está muy bien definido”
El ingeniero Marco Jenkins señaló que el alcance del proyecto propone una carretera muy segura para el transporte de personas y mercancías. Sus declaraciones fueron acuerpadas por Isaac Solís y Miguel Ángel Jiménez, representantes de Fuerza Caribe. Gerson Vargas/La República
Enviar

Fuerza Caribe e ingeniero defienden proyecto original

“Alcance de Ruta 32 está muy bien definido”

Si se sigue posponiendo aprobación, mayor será el costo para el país, afirman


La documentación que se utiliza como base para el diseño del anteproyecto y los costos definidos, tanto por la empresa constructora CHEC como por el gobierno, es lo suficientemente extensa y clara para construir una carretera altamente segura y confiable, según Enrique Angulo, ingeniero que siguió de cerca el proceso de elaboración de los estudios.
Existen estudios extensos y más de 150 planos con especificaciones técnicas para hacer los prediseños de la ampliación, de 100 kilómetros entre Moín y el cruce de Río Frío.


Estos estudios fueron elaborados en el transcurso de los últimos diez años por lo que hay información abundante sobre el estado de la vía. El ingeniero Enrique Angulo elaboró los planos funcionales, que luego fueron respaldados por la firma mexicana Cal y Mayor, contratada por el BID.
El alcance del proyecto establece que la carretera será a cuatro carriles, con la construcción y reforzamiento de 36 puentes, construcción de 13 pasos a desnivel, 11 retornos, cinco vías de intercambio, bahías de autobuses, ciclovías y marginales. También hay cuatro intersecciones a nivel, las cuales se construirán entre Moín y Limón.
Su velocidad de diseño es de 100 kilómetros por hora entre Guápiles y Moín.
“El alcance original está muy bien definido. Hay planos suficientes, información clara de lo que se pedía y la oferta de CHEC es contra ese alcance”, señaló Angulo.
Sus declaraciones tienen el respaldo de los empresarios Isaac Solís y Miguel Ángel Jiménez, representantes de Fuerza Caribe, grupo que ha promovido la construcción de la Ruta 32. Sus preocupaciones se basan en que las diferencias entre ambas partes retrasen aún más la construcción y esta se encarezca.
Con base en estos documentos CHEC estableció el precio de $465 millones, que fue respaldado por el anterior gobierno. Tanto Cal y Mayor, como el MOPT y el Instituto Tecnológico calcularon costos un poco mayores para la vía.
Este grupo señaló que muchas de las observaciones del Estado pueden ser consideradas como obras adicionales, ya que están fuera del alcance inicialmente solicitado a la empresa. Adicionalmente, señalaron la importancia de que CHEC se ajuste también al alcance para que la vía cumpla con los requerimientos mínimos solicitados.
En este momento, el gobierno espera que CHEC presente el anteproyecto con las correcciones solicitadas. La empresa asegura que algunas de ellas están fuera del alcance solicitado, mientras que Carlos Segnini, ministro del MOPT, asegura que se trata de mejoras que deben ajustarse a la normativa señalada.

201505102231430.17.png

Rodrigo Díaz
[email protected]


Ver comentarios