Enviar
Alajuelense no tuvo piedad
Goleó a un flojo Cartago y tomó el otro puesto en la final
El obligado era Cartaginés por haber perdido 1-2 en casa, pero lo que se presenció en el terreno del Alejandro Morera Soto no lo hacía parecer. La Liga, los locales, controlaba los hilos del partido, manejaba el balón y las oportunidades de gol, al final un 3-0 le dio el pase a la final y ahora se las verá frente a Herediano.
Los manudos jugaron tranquilos. Tocando al pie, buscando explotar su velocidad con balones al espacio y les salió de maravilla, solo tuvieron un defecto, por momentos pecaron de ansiosos y les faltó tranquilidad para definir.
Los brumosos, por su parte, nunca se encontraron en el campo y la delantera fue como un fantasma. Diego País y Randall Brenes terminaron siendo fácil presa de la defensa manuda y el mediocampo rojinegro le ganó todo a su rival.
La picardía de Allen Guevara, la velocidad de Leandrinho y la habilidad de Alpízar hacían pasar momentos de amargura a la retaguardia brumosa. Alpízar se comió tres opciones de gol seguidas, hasta estrelló una en el horizontal y Leandrinho después de desperdiciar una completamente solo, se reivindicó metiendo el primero, al 43, luego de un balón de esquina que se fue muy pasado, pero que Acosta no dejó salir y su centro fue cazado por el delantero brasileño.
El 1-0 caía al epílogo del primer tiempo y todo se ponía mucho más cuesta arriba para los de Johnny Chávez.
Ya en el segundo tiempo todo fue un paseo para la Liga y terminó de liquidar con un buen gol de Gabas, a taquito de Alpízar, y otro de Cristian Oviedo, al puro final, para enloquecer a la afición. Del Cartaginés decir que ni a marco tiró en todo el encuentro, Pemberton fue el seguidor más cercano del partido y Alejandro luchó por su gol 100 sin embargo no llegó.
La Liga fue el dominador completo de la serie que terminó 5-1 y ahora vuelve a una final nacional, donde después de muchos años (1985) se encontrará con el Herediano.

Dinia Vargas
[email protected]
Ver comentarios